Playa El Cortecito en Bávaro necesita urgente intervención de las autoridades

Bávaro. La playa de El Cortecito se encuentra con un alto estado de arrabalización, que se evidencia, primero, en la gran cantidad de negocios que se han construido a orillas del mar y que se han ido deteriorando pero sus propietarios no los han reparado.

A esto se le suma la cantidad de basura que se acumula en las afueras de algunos de estos negocios y que no es recogida. Ante esta situación el vice ministro de Turismo, Mairení Castillo, dijo que hace un tiempo tuvieron la visita de varias autoridades para trabajar este tema.

Esa visita estuvo encabezada por el ministro de Turismo, Francisco Javier García, y también asistió la directora del departamento de Planificación y Desarrollo del Ministerio de Turismo, Maribel Villalona.

La cantidad de basura que se acumula en las afueras de los negocios y que no es recogida también arrabaliza el lugar.

Castillo precisó que en ese momento se hizo un levantamiento de esa zona, al igual que en Macao, a fin de hermosear y reestructurar esos lugares. “Estamos esperando que se termine el levantamiento para empezar los trabajos de readecuación de la zona”, contó.

Castillo manifestó que la Junta Distrital tenía un plan, que él le comentó a la arquitecta Maribel Villalona, y que tanto los planes del Ministerio de Turismo como los de la Junta Distrital fueron consensuados por lo que hay un solo proyecto.

El viceministro también agregó que el plan de readecuación es bastante amplio, que es a corto, mediano y largo plazo. “Es un proyecto bien ambicioso, es una gran inversión”, adelantó. Sobre los vendedores ambulantes dijo que la posición del Ministerio de Turismo está orientada a buscar los terrenos para construir la plaza que pondría final a lo que es el tema de las ventas ambulantes, que tantos problemas ha causado a la zona y que es una necesidad de que no estén en las playas.

Refiriéndose a la sentencia que permite a una asociación de vendedores ambulantes ejercer su trabajo en las playas de Bávaro, Castillo argumentó que: “obviamente como una institución respetuosa acatamos y respetamos la sentencia del juez. Quizás eso es lo que está dando una confusión con las autoridades de que estamos obligados a acatar la sentencia del tribunal”.

Génesis Pache /
[email protected]