MI OPINIÓN / Los pasos del camarón

Leonardo S. Palacio.

Leonardo S. Palacio / [email protected]

El camarón, en vez de avanzar hacia adelante hace lo contrario; así estamos en la provincia La Altagracia, dando los pasos del camarón. Este retroceso conociste en que hoy en día, nuestra provincia se encuentra sin energía eléctrica, como en aquellos tiempos de Balaguer, donde teníamos no más de dos horas de luz al día.
Un país sin energía eléctrica es igual que un barco a la deriva. La Altagracia está pasando por estos problemas de apagones peores que en los años ochenta, sin embargo ninguna autoridad se ha pronunciado en el asunto, dando señal de que los reclamos hechos por la ciudadanía nada les importa. ! Claro está, todavía no estamos en tiempos de campañas políticas!
Suena lindo y acogedor, escuchar al Presidente decir que la zona del Este, refiriéndose a la provincia La Altagracia, es la gallina de los huevos de oro. No podemos negar que esto se escucha halagador, cuando las autoridades mencionan a la provincia como la más pujante en la economía del país; sin embargo, la provincia como tal, en vez de ir avanzando sigue retrocediendo.
Tanto así que no tenemos agua potable, no existe un sistema de alcantarillado, un sistema para el desagüe de las aguas residuales, los sectores no cuentan con aceras ni contenes, tampoco tenemos un sistema cloacal, los semáforos no funcionan, aparte de que no están bien sincronizados. Esas son las razones de tantos accidentes, y como si fuera poco, hace más de cinco años de haberse comenzado un acueducto, y hasta el momento no está terminando, en fin Higüey y parte de la provincia, hoy en día es igual o peor que cualquier ciudad fronteriza. Higüey está entre los pueblos de peores condiciones del país.
En su mayoría, estos retrocesos ocurren por dejadez de algunos funcionarios. Higüey no ha sido la excepción, también tiene sus responsables, cabe hacer mención de algunos de ellos; quizás y lastimosamente para él, me veo en la responsabilidad en decir que nuestro senador, como manejador de los recursos del Ayuntamiento vía a su hija, o sea, a la alcaldesa, es el principal responsable del desastre que hoy tiene nuestra provincia.
Higüey, siendo éste el municipio cabecera de la principal provincia turística del país, como atractivo turístico, solo cuenta con la Basílica, lo que claramente no ha existido un verdadero desarrollo vía a los tan mencionados huevos de oro.