MI OPINIÓN / En contra de los menos pudientes

Leonardo S. Palacio.

Leonardo S. Palacio / [email protected]

El ministro de Trabajo, José Ramón Fadul, actuando a nombre del Estado dominicano, y por demás, representante de una parte importante del Gobierno del presidente Danilo Medina, está buscando irse a favor de los grandes empresarios del país y en contra de todos los trabajadores dominicanos.
Según información de algunos medios de comunicación, el ministro busca quitar la cesantía a todos los trabajadores que ganen por encima de los treinta y dos mil pesos, y así de una manera absurda, dejar a cientos de miles de ciudadanos a lo que quieran los empleadores.
En caso de hacerse realidad estas pretensiones, los empleadores harán lo que le venga en gana con los trabajadores. Es importante señalar que una de las razones por la que los trabajadores no son botados de sus empleos, es justamente porque las empresas saben que deben darles sus prestaciones laborales; sin embargo, cuando estas empresas o empleadores se vean sin esa obligación, entonces podrán hacer lo que gusten con esos trabajadores, incluso botarlos por cualquier “quítate la paja”.
Estas conquistas de las prestaciones laborales de los trabajadores se han logrado por la valentía de los que han puesto en riesgo sus vidas, de tanto dominicanos como de extranjeros, lo que sería cuesta arriba que hoy en día algunas autoridades pretendan echar por el suelo todos estos magníficos esfuerzos logrados por décadas.
“Estas conquistas de los trabajadores se han logrado por la valentía de los que han puesto en riesgo sus vidas, de tanto dominicanos como de extranjeros”.
Despojar a los trabajadores de las conquistas logrados por ellos, sería un total abuso de parte de cualquier autoridad; vale recordar que desde el 1951: los trabajadores dominicanos comenzamos a regir con el código de Trujillo, teniendo como base, al Código de Trabajo Mexicano del 1931, por lo que de ahí a esta fecha ha sido todo una lucha ardua para lograr diferentes conquistas laborales.