MI OPINIÓN / La unión hace la fuerza

Leonardo S. Palacio / [email protected]

La clase política de nuestra provincia La Altagracia dejó ver su mezquindad en esta pasadas elecciones, la falta de unión por estos competidores dejó al descubierto el poco interés y posibilidades de unificar esfuerzos junto al candidato de más posibilidades que claramente lo fue Varón Duluc (Cholitin).
Según sus seguidores, el pueblo y medios comunicacionales este candidato ganó la candidatura municipal, sin embargo algunas maniobras orquestadas por autoridades de la Provincia y autoridades electorales no fue posible admitir el triunfo del ganador que lo fue (Cholitin).
Propicia es la ocasión para decir que (Cholitin) tuvo que enfrentar el poder económico del Estado Dominicano y el poder económico del Ayuntamiento manejado por el Senador de la Provincia.
Además la competencia electoral estuvo marcada por todas las violaciones legales y electorales, (Cholitin) fue apresado en una clara violación a las leyes, por decenas de militares, montado en un camión en plena elecciones, donde fueron violados sus derechos como ciudadano y candidato a las elecciones municipales. ¡Sus derechos violados en plena campaña electoral!
Este candidato fue apresado el mismo día de las elecciones en horario de la cinco 5:00 pm, fue llevado a la fortaleza, allí los encargados de esa institución se negaron a recibirlo basado a que estaban conscientes de las violaciones de derechos cometidos en su contra, lo que enseguida avanzaron para el destacamento policial, allí fue llevado por el coronel de aquel entonces, coronel este que recibía órdenes del Senador de la Provincia y otras autoridades. ¡Qué barbaridad!
Según información dada por el candidato Cholitin su caso aún está en el Tribunal Constitucional en busca de justicia, justicia que quizás nunca llegue, la dejadez de este Tribunal también nos dice que ellos están comprometidos con el desorden y el caos electoral en República Dominicana. ¡Tribunal Constitucional para que!
El Tribunal Constitucional exige formalismos para las instancias, donde uno de los principios del proceso constitucional es la informalidad. Además de eso se necesita una mayoría calificada de 9 jueces para decidir los expedientes, lo cual en muchos casos no se logra esa mayoría y los expedientes se archivan sin decidirse, lo que constituye una clara violación a los derechos constitucionales, no fallan con la celeridad debida, incluso existe un expediente del caso electoral sometido por Rafael Duluc donde se supone que deben ser prioritarios por la naturaleza del mismo con más de 12 meses.