MI OPINIÓN / Invasión pacífica

Leonardo S. Palacio.

Leonardo S. Palacio / [email protected]

Invasión pacífica, justamente es la palabra ideal para darle el calificativo a miles de compatriotas Haitianos que llegan a República Dominicana todos los días sin que las autoridades competentes pongan ningún control sobre el asunto, lo que al parecer de nada ha valido la implementación de leyes y reglas para la migración de los extranjeros en territorio Dominicano. ¿La invasión es una realidad?
Hasta dónde sabemos, un poco menos de quinientos mil ciudadanos Haitianos es lo que se encuentran registrados o documentados en territorio nacional, lo que nos da a entender que las autoridades encargadas de migración no están cumpliendo para lo que fueron designadas o nos están hablando una cosa por otra. ¡Esas mentiras podrían salir caras!
Algo que incomoda y por demás crea todas las dudas, es cuando de parte de las autoridades les informan al país que solo existen unos quinientos mil Haitianos en República Dominicana, basta con hacer un recorrido sólo en la zona del este, principalmente en la provincia La Altagracia, donde vamos a encontrar con miles de cuidados haitianos, los sectores del municipio de Higüey tienen tantos haitianos como dominicanos. ¡Una invasión sin armas de fuego!
En la zona turística del Este, Bávaro-Verón-Punta Cana, ahí están por todos lados. La arrabalización en esta zona de parte de estos inmigrantes es alarmante, además del caos generado por ellos, incluso son tantos y se encuentran con tantos poderes, que en esta zona turística han invadido terrenos con el pretexto de que no cuentan con viviendas, y por lo tanto exigen que el Estado dominicano debe proveerle de una vivienda digna. ¡Qué bárbaros son!
República Dominicana, como cualquier otro país, tiene la obligación de resguardar su frontera; sin embargo, poca cosa se está haciendo en bienestar de la misma. Es un secreto a voces que los nacionales haitianos pasan por nuestra frontera sin inconveniente alguno, además, en cada chequeos o retén, vía los traficantes de indocumentados, pagan una mínima cuota por cada uno.
Lo que significa que un haitiano puede pasar a República Dominicana con algunos pesos, incluyendo los pagos de retén. No podemos negar que las autoridades competentes fronterizas son responsables de esta invasión pacífica de los haitianos en territorio dominicano. ¡Nos llevará quién nos trajo!