Nuevo millonario de Bávaro aún no sabe qué hará con RD$43 millones de la Loto

Martín Sánchez/[email protected]

Punta Cana. Cuando Carlos Cabrera –nombre ficticio porque no desea relevar su nobre- acudió a una farmacia no tenía en mente jugar la Loto, ni mucho menos le pasó por la cabeza que sería el nuevo millonario de la República Dominicana, luego de que el pasado miércoles 21 de diciembre se sacara la modesta suma de 43,000,000 de pesos en la Loto de la Lotería Electrónica Internacional (Leipsa).

¡Nada mal para finalizar el 2016 y comenzar el 2017!

Carlos, quien prefiere permanecer en el anonimato, fue a comprar un medicamento antialérgico para una de sus hijas, y tras percatarse que no había gente en el área de venta de la Loto, aprovechó y compró un boleto, y marcó los seis números, dígitos que ni él tenía en mente jugarlos, pero esa noche fue agraciado cuando se anunció que el boleto ganador de  ese día eran 10 11 21 23 25 32 06.

Sin embargo, este administrador de empresas de 45 años no se enteró, sino hasta el viernes 23 de diciembre, cuando volvió a comprar otro medicamento en la farmacia Pharma Cana, ubicada frente al Aeropuerto Internacional de Punta Cana.

Cuando acudió, narra él, todos los que estaban presente se quedaron mirándolo. Una de las vendedoras de la farmacia fue quien le comunicó las buenas nuevas: “Primero, me quedé sin habla. Segundo, la felicidad era muy grande que se le dio miedo”, precisa.

En una conversación vía telefónica con El Tiempo, este hombre parece que sabe donde tiene la cabeza. No se quiere precipitar a gastar el dinero. En lo inmediato, lo que hará es poner el dinero a plazo fijo durante 18 meses en una institución financiera.

Se define como una persona de clase media con las mismas necesidades que los demás. Su trabajo es estable, posee casa propia, por lo que indica que continuará viviendo de forma normal. Tampoco dejará el empleo, según expresa. Sus esposa está bien contenta y su familia lo han llamado para felicitarlo.

El juego no es una cultura en su vida. Carlos sostiene que no es un jugador fijo. A veces puede jugar la Loto dos días a la semana, y a veces suele pasar hasta cuatro semanas para jugar.

En los próximos días, Leipsa le hará entrega de su premio.