Nuevo hospitalde Higüey aún no ha pagado salario de marzo a sus empleados

Romayra Morla / [email protected]

HIGÜEY. Ante los retrasos en el pago del personal que labora desde el pasado 11 de enero en el Hospital General y Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia, esta institución informó que ya realizaron el pago correspondiente al mes de febrero y que en esta semana se pagará el mes de marzo, el cual sobrepasa los 9 millones de pesos.

La directora interina, Yohanny Marlene José Vilorio, dijo que ha estado gestionando los pagos: “la ventaja de esto es que el Gobierno no se queda con dinero de nadie, siempre se paga en cualquier momento. El hospital no tenía previsto que esto sucediera, ya que cuando se hace la apertura en enero, ese mes se pagó”.

“El tranque del pago viene, cuando el Gobierno emitió la resolución de que nosotros teníamos que ser parte de los sistema del SAS y el Sistema de Gestión Financiera (Sigef), al caer en ese proceso, es que se retrasa el pago”, señaló. La nómina de febrero es distinta a la de marzo, porque hay una diferencia de 103 colaboradores y Presidenta de la Junta de Vecinos, Esperanza de Jesús. el sistema aún está validando esas cuentas, pero en los próximos días se pagará marzo, el cual sobrepasa los 9 millones de pesos. La nómina de febrero fue de 8 millones aproximadamente, expresó José Vilorio.

Con relación a la apertura de las áreas que no están en funcionamiento, manifestó que están a la espera de terminar con el proceso del pago, para luego completar los insumos de esas áreas para que entren en operación. Este centro de salud desde su apertura ha visto más de 10 mil usuarios, los cuales han recibido servicios en consultas externas, imágenes, laboratorios.

El área de quirófano aún no está completamente habilitada. Las cirugías que realizan son menores, como amputación de dedos, apendicitis, y lavados quirúrgicos, destacó. Por otro lado, un grupo de comunicadores, representantes de los Derechos Humanos y de la sociedad civil de Higüey, realizaron el pasado jueves un encendido de velas frente a las instalaciones del nuevo hospital, en protesta y solidaridad con los empleados que aún no han recibido sus salarios.