Nuevo comandante policial de Higüey llama a la población a no exponerse con objetos de valor

Romayra Morla/  [email protected]

HIGÜEY. El nuevo comandante policial de Higüey, Marino Carrasco Hernández, dijo que a su llegada a este municipio las estadísticas de delitos estaban muy altas, debido al flujo de inmigrantes que se registran, por lo que han tomado las medidas preventivas para reducirlo. Asimismo, expresó que “aquí viene gente de todos los pueblos, muchos vienen a trabajar y otros a delinquir y es por eso que el delito aquí se agudiza”.

Los operativos se hacen todos los días, de lunes a domingo, lo que arrojó la recuperación de varias motocicletas, las cuales ya han sido devueltas a sus propietarios.

De igual forma, la contaminación sónica se está enfrentado “contundentemente”, por lo que del 25 de abril hasta el 11 de mayo, se incautaron 40 bocinas en diferentes colmados de Higüey y 15 vehículos por los altos índices de ruidos. “También se han retenido decenas de máquinas traga monedas, estas son uno de los factores que más influyen para la juventud delinquir”, sostuvo Carrasco Hernández.

Al referirse al patrullaje mixto, explicó que se hacen todas las noches con un grupo de agentes del Ejercito Nacional, de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) y de la Dirección Central Antinarcóticos (Dican), quienes visitan todos los lugares, pero los sectores más vulnerable son: Pepe Rosario, La Florida, Villa Cerro, Nazareth, Antonio Guzmán y 21 de Enero.

Actualmente, el Departamento de la Policía Nacional de Higüey, cuenta con alrededor de 40 agentes, dos camionetas que no están en óptimas condiciones, un camión y 15 motocicletas, señaló.

De igual forma, exhortó a la población a que cuando salgan de sus casas se cuiden de los delincuentes, sin convertirse en víctimas, porque la policía anda en la calle, pero los rateros andan al acecho. “En los semáforos he visto jovencitas chateando, no se debe poner objetos de valor a la vista de los delincuentes”, añadió.