A Nisibón le urge un nuevo hospital y la pronta terminación del liceo San Vicente de Paul

Nisibón. El Distrito Municipal de Las Lagunas de Nisibón se sustenta de la producción arrocera, la leche y la ganadería, pero esto sin embargo no les ha permitido a sus moradores superar las principales necesidades que tienen como pueblo.

En Nisibón el hospital público está en muy malas condiciones, por lo que la falta de una infraestructura adecuada impide que los enfermos puedan recibir las atenciones de lugar. Residentes de esta localidad dicen que personas incluso han muerto por esta situación.

A este mal se le suma la falta de una ambulancia, lo que provoca que el hospital no cuente con una forma eficaz de enviar a las personas heridas hasta el municipio de Higüey. Todos los residentes de este distrito y de sus zonas aledañas dependen sólo de este hospital, que se encuentra en condiciones deplorables. Pero el hospital no representa la única necesidad que tiene Nisibón.

A este problema se suma la paralización del liceo que se construye justo al lado del viejo hospital. Este liceo está detenido desde febrero pasado. La edificación se ha envejecido sin que se avance la construcción. El estado en que se encuentra este centro educativo no sólo es característico en Nisibón.

Este mismo patrón se está dando en otras localidades del Este. En Nisibón los apagones, el mal estado de las aceras y de las calles de acceso a algunas localidades forman parte de las necesidades que esta comunidad ganadera tiene.

DETERIORO HOSPITAL

El hospital fue construido en el gobierno del doctor Joaquín Balaguer (1990-1994). Su avanzado deterioro se observa una vez se traspasa la verja perimetral.

La vieja estructura queda pequeña para la gran cantidad de habitantes que tiene Nisibón. En este hospital ofrece una cartera de servicios tales como internamientos, emergencias, partos, medicina general, planificación familiar, cirugía general, pediatría, ginecología y obstetricia.

También ofrecen medicina familiar, laboratorio, rayos x,  odontología, farmacia, rehidratación oral y servicios de enfermería. Todos estos servicios se han visto mermados por la situación de deterioro del lugar.

El hospital de Nisibón fue declarado hace pocos meses en estado de emergencia
El hospital de Nisibón fue declarado hace pocos meses en estado de emergencia.

Hace algunos meses este hospital fue declarado por el Ministerio de Salud en estado de emergencia porque se inunda cada vez que ocurren aguaceros. Según cuentan algunos residentes los internamientos se han reducido en su mínima expresión, porque las condiciones no están dadas para que esto ocurra de forma correcta.

Solo se están trabajando las emergencias y las consultas. El sacerdote de la comunidad de Nisibón, Eladio Marte, expresó que la principal necesidad que tiene su comunidad es el hospital. Comparó la situación del hospital con la cárcel preventiva del municipio de Higüey, por su deterioro.

“Son ambas cementerio de gente viva”, señaló. El padre Marte alegó que una comunidad que no tiene salud, tiene poca esperanza. Dijo que concerniente al tema hospital las autoridades le han hablado “mucha mentira” al pueblo de Nisibón, porque se les dijo que habían unos 50 millones de pesos depositados para la construcción de un hospital nuevo.

Comentó que nunca se ha dado el primer picazo para iniciar esta obra del hospital, que una vez lo convocaron, pero que él nunca esperó que esto fuera cierto. Precisó que la familia Pion de la comunidad de Nisibón donó unos terrenos para el hospital, y se los mostró a él.

El padre Marte aseguró que la principal consecuencia de esta situación del hospital es la muerte de personas que pudieron haberse salvado de haber un hospital en Nisibón. Precisó que los enfermos “si no tienen un amigo que lo lleven (a Higüey) se mueren”.

Las condiciones del hospital no permiten ya los internamientos. En este hospital se atienden no solo los residentes de Las Lagunas de Nisibón, también los de las comunidades cercanas como son Yonu, Las Guamas, Lavacama, La Zanja, Cañada Honda y Los Sumideros.

hospital está la falta de una ambulancia. Ese distrito municipal no cuenta con un vehículo asignado al hospital que traslade a los enfermos, por lo que las personas gravemente enfermas o heridas mueren al no ser llevados rápidamente a Higüey.

Párroco de Nisibón, padre Eladio Marte.
Párroco de Nisibón, padre Eladio Marte.

Jesús María Soto, residente en Nisibón por más de 30 años, dijo que para él la principal necesidad es una ambulancia. Señaló que “cuando se enferma uno tienen que esperar a que se muera ahí, porque no hay en que sacarlo para Higüey”. Contó que hace pocos días tuvo un accidente un joven en Las Lagunas de Nisibón y murió por falta de una ambulancia. El joven tenía alrededor de 20 años.

Soto manifestó que en el hospital tampoco hay los medicamentos suficientes. Que los pacientes van en búsqueda de alguna pastilla pero no la encuentran.

ESCUELAS EN NISIBÓN

La comunidad de Nisibón cuenta con dos escuelas, una de ella está incluida en el programa de Tanda Extendida, la Escuela San Juan Bosco.

Es en esta misma donde se dan las clases del liceo, que aún no se ha terminado de construir. Este nuevo liceo se está edificando al lado del hospital, y ante esto el padre Marte dijo que no le parece muy adecuado que lo hayan construido en esa zona, porque en el hospital es un foco de contaminación, sobre todo por el estado en que está.

Soto, quien lleva bastante tiempo viviendo en este distrito, aseguró que a los niños les hace falta un transporte escolar.

“Esta haciendo falta (el transporte) aquí vienen muchachos de lugares retirados pagando transporte para llegar a la escuela. A veces llegan pasados de hora porque las guaguas los dejan”, comentó.

El liceo San Vicente de Paul es el que la comunidad espera que se termine de construir para poder descongestionan la Escuela San Juan Bosco.

Génesis Pache / [email protected]