Niños de Juanillo todavía no tienen transporte escolar, y sin nadie que quiera apadrinarlos

Juanillo. La falta de un medio de transporte para los 240 niños de Verón que reciben docencia en la Escuela Básica de Juanillo, tiene al borde de la desesperación a profesores y autoridades de este plantel educativo, a tal punto que han acudido a una medida que no le resulta nada rentable a los padres.

Wenceslao Santana, profesor de esta escuela, dijo que hicieron unas gestiones con la empresa de transporte “Oriente”, que les ofrece el servicio por 120 mil pesos mensuales.

Dadas las condiciones económicas de los padres de los 240 niños que reciben docencia en esta institución educativa, el costo por el transporte es muy elevado para ellos. Los padres tendrían que pagar por cada niño aproximadamente 500 pesos mensuales.

“Ese transporte nosotros no lo vamos a poder aguantar”, dijo Santana. Opinó que lo que buscan es que el transporte no les salga tan caro a los padres, puesto que hay algunos que tienen hasta seis niños inscritos en esta escuela.

Santana recordó que el director distrital, Ramón Antonio Ramírez, les ofreció un transporte y nunca se los dio. Todavía lo están esperando. Esa misma promesa la hizo el senador por la provincia La Altagracia, Amable Aristy Castro, pero tampoco nunca cumplió con ella.

Ante esta situación, el profesor relata que hay padres que han dicho que se verán obligados a sacar a sus hijos de la escuela, porque no pueden costear el pago del transporte hasta a cuatro niños. “Yo lo que estoy buscando es un transporte que si los padres pagan 250 pesos es más cómodo”, destacó Santana.

Hasta el momento, esta empresa que al no ver un agente de AMET en esa zona se estacionan en cualquier sitio. Contó que ha hablado con la Junta Distrital para que gestionen ampliar la salida que tiene ese cruce y hacer algunos parqueos, pero dijo que aún no hay planes de nada. La única medida adoptada, aparte de colocar agentes, es la de prohibir el parqueo de uno de los lados de la vía.

Alrededor de las 7:00 de la mañana, ya los agentes se encuentran en ese lugar. Matsunaga dijo que estos taponamientos se dan en su mayoría por imprudencia de los conductores, sólo transportó a los niños durante un día, previo a la suspensión por el paso del huracán Irma.

“Por el momento, nosotros reunimos parte del dinero y ellos nos lo van a estar haciendo (el servicio de transporte), mientras tanto. Pero yo estoy gestionando para ver si consigo un transporte económico”, dijo.

Santana destacó que otro inconveniente es que el autobús de esa empresa sólo tiene capacidad para 90 niños, pero la escuela tiene 120 en la tanda de la mañana y 120 en la tanda de la tarde. “Necesitamos que un empresario se duela y nos done una guagua”, pidió