Nadie sabe dónde está el camión de bomberos comprado para Guaymate

María Herrera /[email protected]

GUAYMATE, LA ROMANA. El camión destinado para el Cuerpo de Bomberos de esta comunidad tiene seis años que no funciona, por lo que la asistencia para situaciones de emergencia la realizan los bomberos del Central Romana, y si es muy grave llaman a los de Higüey. Además, del camión estar dañado tampoco tienen otros mecanismos de defensa en casos de incendio.

La información la dio a conocer Manuel Feliciano, mayor intendente del Cuerpo de Bomberos de Guaymate, quien explicó que la saliente alcaldesa de ese municipio, Bethania Zorrilla, solicitó un camión a Estados Unidos y al salir de su gestión municipal dijo que supuestamente el vehículo estaba en un lugar no identificado. Pero aún no se sabe dónde está el camión, por lo que las actuales autoridades de ese cabildo investigan esa situación para dar con el paradero del mismo.

Documentos facilitados por la alcaldía de Guaymate dan cuenta de varias transacciones internacionales de dinero realizadas en la pasada gestión por la alcaldesa Bethania Zorrilla Ozuna, para la compra del camión para el Cuerpo de Bomberos. Según esos documentos facilitados a este semanario, el 14 de marzo del 2016 se hizo una transferencia internacional por un monto de US$10, 920.00, a una tasa de 45.85 dólares, equivalentes a 500 mil 35 pesos. Otra se hizo el 30 de marzo de este ese mismo año, por un monto de US$ 6,544.55.

También, fueron realizadas dos transacciones más, una el 29 de junio del 2016, de US$ 9 mil 680.23, a una tasa de 45.97, equivalentes a 445,000.00 pesos, y otra el 1 de agosto del mismo año, por un monto de US 8,565.22, a una tasa de 46.00, equivalentes a 394, 000,00 pesos.

Todas estas transacciones fueron realizadas con débito a la cuenta de inversión 210-1025943, a la cuenta 89059762815 Aba o Routing no 026009593, a nombre de High Class Auto motor INC. Feliciano dijo que en una reunión con la senadora de La Romana, Amarilis Santana, el gobernador Teodoro Urcino Reyes y la alcaldesa Esther Ozuna Ramírez, acordaron hacer una comisión para investigar el destino que se le dio a ese dinero que sacaron del Ayuntamiento para la obtención de un camión de bomberos procevoluntarios, entonces hemos ingresado una buena cantidad para tan pronto arranquemos se hará un proceso de cartelización.

Todavía no hay un servicio establecido; la gente pasa por ahí y piensan que ese camión está bien, pero está totalmente destruido; el motor no, pero el chasis y la goma sí”, explicó Feliciano.

Indicó que el presupuesto que recibe el Cuerpo de Bomberos es muy limitado, de tan solo 12 mil pesos de subsidio mensual, pero debido al impase que mantienen regidores y la alcaldesa, desde agosto no han recibido ese dinero. El Ministerio de Interior y Policía aporta también una parte. Antes, desembolsaba 6 mil pesos y luego aumentó a 10 mil pesos. Señaló que la comunidad no ha hecho un aporte concreto, porque tan pronto vean que esté formalizado el Cuerpo de Bomberos, hizo la promesa de que iban a cooperar. Explicó que dentro de esta institución hay voluntarios activos, y otros son pasivos.

Dentro de los activos hay un grupo que sí se les suministraba una dieta de mil 500 a mil pesos; al intendente 2 mil 500 y el chofer 2 mil pesos mensual. Es todo lo que reciben, debido al bajo presupuesto. Precariedades Francisco Emilio Fernández, chofer y encargado de operaciones del Cuerpo de Bomberos de Guaymate, dijo que para encender el camión cuando estaba funcionando, había que esperar cinco minutos para activar el sistema de aire.

Por esta razón, cuando se produce un incendio, este camión sirve sólo de asistencia, y no para emergencias. Dijo que los camiones de bomberos que van de otro lugar a socorrerlos toman unos 10 o 15 minutos para llegar, conduciendo a alta velocidad. “Al barrio Los Cocos y al barrio del cementerio se le lleva la corriente con alambres de púas, que cuando allá suceda un fuego nosotros no tenemos unidad para eso. Es lo que tienen que enfocar, que los Bomberos tengan su camión para enfrentar los problemas de la comunidad”, expresó Fernández.

Esther Ozuna Ramírez, actual Alcaldesa de Guaymate, al ser entrevistada respecto a esta situación, dijo que Los Bomberos siempre aparecen cuando hay un siniestro. Pero precisa que eso no significa que no se le dé el valor y el derecho que ellos merecen. Dijo que tan pronto el Estado les aumente los ingresos a los cabildos, esa es una de las instituciones a las que pondrá mayor atención, y aseguró que se está haciendo una restructuración para suplir las necesidades del Cuerpo de Bomberos y se investigará el paradero del camión.

La estación del Cuerpo de Bomberos y Defensa Civil de Guaymate.

“Yo creo que el Estado dominicano, en su momento, va a tener que salir a ver dónde está y que pasó (con ese camión). Y es una labor de nosotros, pero no debemos desviar nuestra atención, porque aquí están las pruebas que la evidencian, de que no la hicimos nosotros (las transacciones), y cuando me entrevisté con esa persona me decía que el camión está en la yarda: una yarda es cuando alguien tienen un terreno baldío que lo que no quieren lo ponen ahí”, puntualizó Ozuna.

Cuestionó el comportamiento de quienes dijo han afectado el desenvolvimiento normal del Ayuntamiento de esta localidad. “Ese dinero tiene que ser rembolsado al Estado, y las autoridades, que somos nosotros, gestionar en playas extranjeras y el Cuerpo de Bomberos de este país, para que nos sirva de gran soporte.

Y si hay que aportar algo, también tomar ese dinero que es del erario público, del impuesto que otros pagamos, para tener un camión de bomberos, porque a nosotros nos hace falta de todo”, resaltó Ozuna. Sostuvo que apeló a la colaboración de los regidores, para cuando se aprobara el presupuesto formaran una comisión y fueran a contactar si es verdad que ese camión está en Miami, y si es así investigar por qué no se trajo antes del período de las autoridades salientes.

Ozuna explicó que la reestructuración de los Bomberos contempla el nombramiento de un coronel, y dijo que a uno de los miembros fundadores de esa entidad le pidió cotización para la compra de uniformes. Dijo que por el momento no se ha involucrado en otras mejoras dentro la institución, porque deben ser incluidas en el presupuesto del Ayuntamiento, que todavía no se aprueba porque el Consejo de Regidores pone como condición un aumento salarial.

“Usted no está trabajando para el desarrollo de su comunidad, cuando usted se quiere someter un aumento, donde Guaymate no lo soporta. Aquí no tenemos ingresos propios, y ellos quieren cobrar 40 mil pesos. Nosotros no tenemos minas o industrias que puedan pagar (arbitrios municipales); no se parece a (los municipios de San Pedro de) Quisqueya o Consuelo, que tienen esa parte”, indicó Ozuna.