El municipio de Villa Hermosa reclama por un hospital ajustado a su crecimiento poblacional

María Herrera / [email protected]

LA ROMANA. Con más 124,723 mil habitantes, el municipio de Villa Hermosa de esta ciudad carece de un hospital público que brinde los servicios de salud 24 horas, y sólo cuenta con Unidades de Atención Primarias (UNAPs), que laboran hasta las 4:00 de la tarde y en condiciones precarias, dejando así la población desprotegida ante cualquier emergencia que pudiese presentarse en horas de la noche. Esta situación mantiene preocupada a la población.

El doctor Neftalí Rijo, médico cirujano general y quien brinda atención médica en ese centro, dijo que hay varios factores que obligan a que se construya un hospital en este municipio. Aseguró que lo primero es que territorial y poblacionalmente, Villa Hermosa es el municipio más grande de la provincia de La Romana, donde apenas se tiene menos de 10 UNAPs, que son el primer escalón dentro del Sistema Nacional de Salud.

Rijo explicó que se necesita un hospital donde haya cardiólogos, internistas, pediatras, ginecólogos, cirujanos, ortopedas, y toda una gama de especialistas que le brinden el servicio a esta comunidad. Indicó que el problema está tan agudizado que en la actualidad el 68% de las emergencias que recibe el hospital Francisco A. Gonzalvo son de Villa Hermosa, por lo que entiende que esos datos tienen que llamar la atención a las autoridades regionales y provinciales del Ministerio de Salud Pública.

“Verdaderamente, son datos escalofriantes que están arrojándose en la actualidad. Qué difícil se le pone a una parturienta que vive aproximadamente a 10 kilómetros del hospital Francisco A. Gonzalvo: salir de Villa Hermosa a las 3:00 de la mañana, sin un vehículo privado y sin ningún vehículo público, y tienen que desplazarse hasta La Romana.

Entonces no hay razón de por qué retrasar un hospital. Para acá, más del 70% de las emergencias quirúrgicas que están llegando al Gonzalvo proceden de Villa Hermosa”, cuestionó Rijo.

Dijo asimismo que en tal sentido se hace imperiosa la necesidad de que la sociedad civil, el Estado Dominicano, todos se empoderen para que Villa Hermosa tenga lo que necesita, un hospital para dar atención a los usuarios de su comunidad. Eriberto Leroy, presidente de la Junta de Vecinos la Nueva Fuerza y la Fundación Cultural Procerd, El municipio de Villa Hermosa reclama por un hospital ajustado a su crecimiento poblacional señaló que dentro de sus precariedades la UNAP sigue dando el servicio, pero es caótico en momento de que ya cierra sus puertas a partir de las 4.00 de la tarde.

Explicó que “el pasado año en momentos cumbre cuando se celebraban las elecciones congresuales y municipales, habíamos encabezado una marcha a favor de la construcción del hospital de Villa Hermosa”. Sin embargo, cree que mientras se resuelve este problema esta UNAP puede dar resultados 24 horas, y que las autoridades se involucren.

Entiende que de igual forma los comunitarios también se puedan involucrar, para que en casos de emergencias durante la noche puedan tener respuestas inmediatas y ser trasladado luego al centro de salud más cercano Dentro de los pasos a seguir Leroy dijo que coordinarán nuevamente una reunión con el doctor Pion Bengoa, gerente del Área de Salud y las autoridades del Ayuntamiento de Villa Hermosa, donde cada entidad se comprometa dentro de sus posibilidades a crear un pacto para que ambas partes cumplan con su cuota y así hacer que esta policlínica pueda laborar 24 horas.

La doctora Milagros Ester Reyes, directora de la UNAP de este municipio, dijo que dentro de las precariedades de ese centro está el arreglo de las filtraciones en el techo, pintura, equipamiento, má- quinas de hemogramas, falta de fotocopiadora, aire acondicionado para laboratorios, una farmacia, y reactivo para trabajar en laboratorio.

También, sonógrafos, arreglo de inversores y una subvención para el centro costear los medicamentos de la emergencia.