El nuevo párroco de la Iglesia Jesús Maestro, Jorge Reyes, dijo: “Mis metas para con esta comunidad son construir una casa curial y vivir entre ustedes. Desde hoy, soy de ustedes”.

Monseñor Cedano llama a políticos y funcionarios a actuar con humildad

Rossanna Figueroa / [email protected]

Verón. El Obispo Emérito de Santo Domingo, monseñor Pablo Cedano, llamó a los políticos y funcionarios de la provincia La Altagracia, sobre todo, a los que cumplen responsabilidades en el Distrito Municipal Verón-Punta Cana, a actuar con humildad y servicio ante la sociedad, por ser una de las zonas que les dio un voto de confianza para dirigir sus destinos, en este cuatrienio que recién inicia.

Llamó a los políticos y al sector empresarial a imitar a Jesús, quien manifestó que por su paso por la tierra “vino a servir, no a ser servido”.

“Los políticos no se deben sentir superiores a los demás, sobre todo, en las comunidades en donde los han elegidos; lo que deben hacer es imitar lo que hizo Jesús, que vino a servir, no a ser servido”, resaltó Cedano en la homilía que pronunció el pasado lunes, durante la misa que dejó posesionado al nuevo párroco de la Iglesia Jesús Maestro, padre Jorge Reyes, quien fue trasladado a esa comunidad, luego de 15 años de servicio en La Romana.

Reyes se desempeñaba como párroco de la Iglesia Santa Rosa de Lima, en La Romana, y sustituye en sus funciones al también sacerdote José Eusebio, quien tras 15 años en la parroquia Jesús Maestro de El Cortecito, en Bávaro, fue trasladado a la Iglesia San Dionicio, en la ciudad de Higüey.

Ante los cambios que la Diócesis de La Altagracia ha introducido en la remoción de los sacerdotes bajo su dependencia, monseñor Cedano dijo: “Llamamos a nuestro pueblo a la obediencia en torno a las líneas que ordena su Iglesia. Los padres son trasladados a diferentes comunidades, y allí van con entusiasmo y amor, cumpliendo así la promesa hecha a la hora de su ordenación sacerdotal”.

Definió al padre Reyes como un sacerdote muy activo, entregado a su comunidad, con un alto nivel carismático, trabajador incansable, hombre de fe y de espiritualidad inquebrantable. Igual valoración hizo del padre Eusebio, por lo que llamó a las comunidades turísticas y de Higüey a brindarles todo su apoyo y soporte en los nuevos servicios sacerdotales que asumieron desde el pasado lunes.

En la ceremonia de traspaso de mando participaron más de una docena de sacerdotes de la Diócesis de La Altagracia, quienes fueron instruidos por el Obispo Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, quien tuvo representado por monseñor Cedano.

Tanto Reyes como Eusebio recibieron expresiones de cariño y afecto por parte de una multitud que desbordó la capacidad de la parroquia Jesús Maestro.