MIRANDO MÁS ALLÁ DE LA PASIÓN / Un reino con luchas internas no puede subsistir

Gerinerdo Arache Morla.

Gerinerdo Arache Morla / [email protected]

Tomando la frase de la Santa Biblia en los evangelios de San Marcos: “Un reino en

luchas internas no puede subsistir”,  para hacer un paralelismo con los partidos políticos en República Dominicana, la expresión cabe como anillo al dedo a la partidocracia Dominicana.

El Partido Revolucionario Dominicano (PRD), desde su fundación en el 1939, surgió como el partido de las grandes masas, hasta que iniciaron las luchas internas y las divisiones.  Hoy sólo quedan vestigios de lo que fue.

El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC),  fue el partido hegemónico en los años 70s, 80s hasta iniciar los 90s. Luego de la muerte del doctor Joaquín Balaguer,  inicia el mismo proceso de luchas internas; en la actualidad el PRSC solo es un partido comodín o bisagra.

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ocupa en este momento el primer lugar en cuanto a tamaño y poder político en República Dominicana.  Pero ya afloraron las luchas internas entre las tendencias del ex-presidente, doctor Leonel Fernández  y el actual presidente Danilo Medina,  lo que indica que sólo falta tiempo y espacio para que el PLD, con sus pugnas internas, corra con la misma suerte o mejor dicho, la desgracia que los demás partidos políticos mencionados.