Ministerio Educación dispone suspensión de clase por lluvia

SANTO DOMINGO. El Ministerio de Educación (MINERD), dispuso el reinicio de la docencia a partir de este martes en todo el territorio nacional, con excepción de las zonas más afectadas en las las provincia Duarte, en especial el Bajo Yuna; y San Cristobal, al tiempo que instruyó a los directores de distritos educativos a tomar la máxima precaución en zonas de riesgos, monitorenado la evolución de las lluvias ante cualquier eventualidad.

El vocero de la institución, Miguel Medina, informó que el ministro de Educación, Andrés Navarro instruyó, a través del director de Descentralización, Francisco Cáceres, a los directores de distritos educativos y regionales que suspendan parcialmente las clases en las provincias Duarte, en especial en el Bajo Yuna; y San Cristobal, las cuales el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), mantiene en alerta roja.

Mediante un comunicado de prensa, Medina aseguró que el ministro Navarro autorizó a los directores a suspender la docencia en los casos específicos de centros que hayan sido afectados a un grado que ponga en riesgo la seguridad de estudiantes, docentes y personal administrativo, situación que será corregida por el área de Ingeniería del MINERD en el menor plazo posible.

RESPUESTA A DAÑOS EN CENTROS EDUCATIVOS

En otro orden, Migel Medina informó que técnicos de la Dirección de Gestión de Riesgos del Ministerio de Educación, se encuentran en las provincias más afectadas por los torrenciales aguaceros que desde hace una semana caen en gran parte del territorio nacional, esto con el propósito de evaluar las estructuras de los centros educativos que resultaron dañados por causa de inundaciones o deslizamientos de tierra.

“La finalidad es disponer las reparaciones inmediatas para garantizar la seguridad de los estudiantes, docentes y personal administrativo, además de evitar que se pierda docencia del actual año escolar, el cual está en su fase final”, manifestó.

Aseguró que las comisiones técnicas se encuentran trabajando desde hace varios días en las zonas más afectadas por los intensos aguaceros, en un plan de identificación de los planteles deteriorados así como el tipo de daños, para definir las acciones de reparación rápida para culminar el año escolar. Indicó que ya después de concluido el año escolar y atendiendo a las recomendaciones técnicas, se buscarán soluciones definitivas en los casos que así lo ameriten.

Medina citó de manera puntual los daños a nivel de verja perimetral que sufrieron los centros educativos María Montez, escuela Los Arroyos, el Liceo Alberto Feliz Bello, El Memizo y Quita Coraza en la provincia de Barahona.

De igual modo en la provincia San Cristóbal, especificamente en Villa Altagracia, el Liceo Patín Maceo y la escuela Crispín Everst, resultaron con daños en la verja perimetral por las lluvias. En Cambita, la Escuela El Guineo tiene dificultad de acceso.

En otro orden, en Hato Dama, la crecida del río Nigua socavó los muros de la Escuela La Hainera y la dejó inhabilitada. “En este caso, para garantizar la vida de los maestros, estudiantes y personal administrativo, el ministro de Educación, arquitecto Andrés Navarro, decidió que no se imparta docencia en ese plantel escolar, y dispuso que para culminar este año escolar que ya está en su fase final, se reubicaran los estudiantes en una iglesia próximo a la zona”, explicó Medina.

Indicó que, en Tenares, provincia Hermanas Mirabal, en la comunidad de Blanco al Medio, la crecida del río Blanco causó daños en la verja y el patio de la escuela.

“En todos estos casos, excepto el de Hato Damas, que se dispuso el traslado de los estudiantes, mañana se podrá iniciar la docencia en los centros educativos afectados”, refirió.