Migración deportó 4,943 extranjeros en junio; van 24 mil en 2017

SANTO DOMINGO. La Dirección General de Migración (DGM) informó que durante el mes de junio fueron deportados desde República Dominicana cuatro mil 943 ciudadanos extranjeros, por tener un estatus migratorio irregular, con lo que suman 24 mil siete en lo que va de año 2017

La entidad explica que las deportaciones fueron realizadas en coordinación con las embajadas de sus respectivos países y eran provenientes de China, India, Rusia, Estados Unidos, Venezuela, Holanda y Haití de donde eran la mayoría.

En un informe enviado a los medios, Migración explica que a través de los aeropuertos nacionales durante el referido mes, la institución registró 563 mil 65 entradas y 552 mil 370 salidas, siendo el Aeropuerto Internacional de Punta Cana la terminal aérea que concentró la mayor cantidad de pasajeros, seguido por los aeropuertos Las Américas, Cibao, Puerto Plata, La Romana, El Catey de Samaná y Joaquín Balaguer.

En torno a los movimientos migratorios por la frontera terrestre, la DGM informó que fueron registradas 16 mil 778 entradas y 14 mil 246 salidas, principalmente por el puesto fronterizo de Jimaní, donde se reportó el mayor flujo. Por esa misma vía terrestre, unos 3 mil 616 extranjeros no fueron admitidos para ingresar a territorio dominicano.

Igualmente por ese punto fronterizo, fueron entregados a las autoridades haitianas otros 323 nacionales haitianos que decidieron regresar de manera voluntaria a su país, luego de finalizar su contrato como jornaleros del corte de caña en el ingenio de Barahona.

En lo que respecta a la vía marítima, los datos estadísticos señalan 46 mil 307 entradas y 52 mil 533 salidas, principalmente por los puertos turísticos de Maimón en Puerto Plata y La Romana, que son los más visitados por el tránsito de cruceros.

La DGM indica además la no admisión de 306 ciudadanos y la devolución de otros 10 pasajeros a los lugares de procedencia, así como la recepción de 238 dominicanos luego de cumplir condena en otros países por la comisión de diferentes delitos.

La institución reitera que se mantendrá firme en su compromiso de controlar las entradas y salidas de extranjeros a territorio dominicano, considerando que el movimiento migratorio debe estar armonizado con las necesidades del desarrollo nacional.