Tania Imbert, directora del departamento de Riesgos Generales de Seguros Universal Zona Este.
Tania Imbert, directora del departamento de Riesgos Generales de Seguros Universal Zona Este.

Menos del 10% de las construcciones son aseguradas

Fausto Adames [email protected]

Punta Cana. Menos del 10% de las obras civiles que se construyen en el país se aseguran, por lo que representan serios riesgos para los inversionistas, razón por la que expertos aseguradores recomendaron a propietarios y contratistas de estas obras a que cambien esa mentalidad y protejan sus inversiones.

La revelación fue hecha por Tania Imbert, directora del departamento de Riesgos Generales de Seguros Universal Zona Este, quien consideró que en el país se asegura menos del 10% de las obras que se construyen.

Imbert reveló que en República Dominicana se aseguran principalmente las grandes inversiones, como los proyectos hoteleros de la zona, “de los cuales todos han hecho su Póliza Todo Riesgo Construcción”.

La experta reveló, además, que más del 80% de los clientes corporativos o grandes hacen sus pólizas de seguro, pero que los clientes pequeños, que son la mayoría y lo necesitan por igual, no aseguran sus construcciones.

Por tanto, la representante de la empresa aseguradora recomendó a todos los constructores del país a administrar todos los riesgos posibles, no solamente los económicos y sociales que se viven cada día, “sino también aquellos que podemos transferir a una aseguradora que es la póliza de todo riesgo construcción”.

Indicó que esto así, para que estas obras lleguen a su final, “como así hemos querido desde el principio y que no estén a la merced de las catástrofes naturales y de los accidentes que los mismos contratistas pueden ocasionar”.

Destacó que esta póliza todo riesgo da garantías a los propietarios e inversionistas, “y de esta forma estamos seguros de que van a tener mayor efectividad y credibilidad en las personas que están invirtiendo en estos proyectos”.

Imbert emitió sus declaraciones luego de finalizar la charla sobre “Ventajas del fideicomiso y la póliza todo riesgo de construcción”, impartida a ingenieros, arquitectos y desarrolladores, agrupados en la Asociación de Desarrolladores y Constructores de La Altagracia (Adecla).

Afirmó que la ventaja principal de los seguros todo riesgo es la protección del patrimonio de los propietarios y contratistas de las obras. Imbert afirmó que el objetivo es proteger la inversión, representada en la obra civil de una construcción, y cubrir todos aquellos daños posibles que puedan ocurrir, ya sea de la naturaleza o daños de los mismos contratistas en la operación de construcción de la obra. Agregó que estas pólizas también protegen de cualquier demanda de responsabilidad civil, puesto que una obra puede causar daños a terceros, incluso hasta a los vecinos de la obra.

Construyendo podemos hasta debilitar estructuras circundantes a la obra, al igual que los transeúntes, las propiedades de terceros y hasta autos parqueados cerca de las obras”, dijo.

Por tanto, resaltó que el seguro todo riesgo es una sombrilla, una protección total para que las obras puedan ser viables y lleguen a un feliz término, como lo han querido los propietarios y contratistas.