Más de 45% empleados del Ministerio Público son mujeres

SANTO DOMINGO, D.N.- El procurador general de la República, Jean Rodríguez, afirmó que el Ministerio Público institucionalmente se encamina hacia una administración más equitativa en materia de género, destacando en ese sentido, el alto número de mujeres que desempeñan diferentes funciones en la institución.

El procurador Rodríguez destacó que “de acuerdo con nuestras estadísticas, de 8,554 empleados que tiene la nómina del Ministerio Público y la Procuraduría General de la República a nivel nacional, 3,872 son mujeres, es decir, un 45.27%”.

Al mismo tiempo, manifestó que de 812 miembros incorporados a la carrera del Ministerio Público, 383 son mujeres, para un 47%, lo que dijo, significa que las filas del Ministerio Público están divididas de manera casi equitativa entre hombres y mujeres.

El magistrado Jean Rodríguez habló del tema al encabezar la puesta en marcha del “Programa para Mujeres Líderes Emergentes del Sector Público” junto a la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández; los ministros de la Mujer, Medio Ambiente y de la Juventud, Janet Camilo, Francisco Domínguez Brito, y Robiamny Nadesha Balcácer Vásquez, respectivamente, Flora Montealegre Painter, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, y otras autoridades.

“Quiero que sepan que nos encontramos profundamente comprometidos con nuestras empleadas y con nuestras fiscales, para seguir impulsando la participación equitativa de la mujer en posiciones de liderazgo dentro del sector público”, dijo.

Al ofrecer su apoyo incondicional al proyecto que impulsa el Ministerio de la Mujer y el Banco Interamericano de Desarrollo, el procurador destacó la importancia de crear espacios que permitan que la mujer dominicana acceda y opte por posiciones de liderazgo dentro de la administración pública.

El jefe del Ministerio Público resaltó que tal y como lo establece la Constitución en su Artículo 39 sobre el derecho a la igualdad de género, “las habilidades necesarias para trabajar y asumir posiciones de liderazgo en la administración pública, no dependen del género, sino de nuestras condiciones”.

Al dirigir un mensaje a las mujeres que participaron en la actividad, dijo que en adición a los conocimientos académicos, un buen líder en el sector público debe tener una fuerte vocación de servicio y una visión positiva del futuro de la nación.

“A ustedes, jóvenes líderes, siéntanse seguras de que cada día avanzamos un poco más hacia una sociedad más inclusiva e igualitaria, que estamos trabajando arduamente para ello y que la labor que ustedes están realizando constituye una contribución importante para la consecución de este objetivo”, expresó el procurador general.

Con relación a las funciones importantes que ocupan las mujeres en el Ministerio Público, dijo que en lo que respecta a los procuradores adjuntos, un 50% son mujeres, al tiempo que resaltó que el pasado fin de semana una de ellas fue escogida para representar a sus pares ante el Consejo Superior del Ministerio Público, el máximo órgano de esta institución.

Aunque reconoció que en las posiciones de liderazgo todavía tienen un gran reto por delante, ya que de 35 procuradores fiscales titulares de jurisdicciones ordinarias, solo 13 son mujeres (37%), destacó que las tres fiscalías más importantes del país, como son el Distrito Nacional, Santo Domingo y Santiago, son dirigidas por mujeres que con su liderazgo se han ganado el respeto y la aprobación de la sociedad dominicana.

Asimismo, Rodríguez dijo que dentro de la carrera del Ministerio Público los salarios son fijados dependiendo del escalafón al que pertenezca el individuo, independiente de su género, “si un hombre y una mujer ocupan la misma posición y realizan el mismo trabajo, ganan lo mismo”.

El Programa para Mujeres Líderes Emergentes del Sector Público, que tiene como objetivo promover y fortalecer las habilidades de liderazgo de las mujeres con alto potencial en la gestión pública en la República Dominicana, fue puesto en funcionamiento durante un acto que se llevó a cabo en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.