Pesca en Bávaro

Más de 200 familias viven de la pesca en este distrito turístico

Génesis Pache / [email protected]

Verón. Al menos 200 familias del distrito turístico Verón-Punta Cana viven de la pesca, una actividad comercial cuyos protagonistas en esta demarcación están divididos en varias asociaciones, a lo largo y ancho del litoral costero. Las asociaciones de pescadores van desde Juanillo, Cabeza de Toro, Macao hasta Uvero Alto.

Agrupados así para desempeñar su labor de forma organizada, estos hombres llevan años desenvolviéndose en este oficio, que han convertido en su principal fuente de recursos económicos. La Asociación de Pescadores de Juanillo (Apeju) cuenta con 80 pescadores, aunque algunos de estos no viven directamente de la pesca, debido a que tienen labores extras para el sustento de sus familias. Pero la mayoría sí tiene esta labor como su principal forma de mantener sus hogares.

La Apeju tiene unas 20 embarcaciones para sus labores pesqueras. Los pescadores de Juanillo se lanzan al mar todos los días de la semana en busca de un alimento que tiene una gran demanda en esta comunidad. Se van en las mañanas y regresan en las tardes. Silvain Pache, presidente de la Asociación de Pescadores de Juanillo (Apeju), relata que para llevar un control de su trabajo calculan los resultados obtenidos en libras y en quintales de pescados atrapados.

“La pesca tiene un problema, y es que sube y baja. Hay días buenos y días que no. Ahora mismo tenemos que estar pescando, entre todos por día, unos ocho o diez quintales; casi mil libras de pescado”, explicó Pache. También existe la Asociación de Vendedores y Pescadores de playa Macao (Asovepemu), que fue creada desde el año 2007, y cuenta con 83 miembros, de los cuales 40 son pescadores. Poseen 15 embarcaciones con las que pescan casi todos los días de la semana, excepto los domingos.

La pesca en playa Macao se da desde las 7:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde. Dependiendo del tipo de pesca que se realice, los pescadores retornan a la costa a la 1:00 o a las 4:00 de la tarde. Mery Elizabeth Rodríguez, presidenta de la Asociación de Vendedores y Pescadores de playa Macao (Asovepemu), indicó que cuando es temporada de dorados una sola embarcación ha llevado hasta 900 libras de ese tipo de pez.

COMPRA Y VENTA

En la playa de Juanillo, las principales especies marinas que pescan son los lambí, boca yate, pez puerco, butu, chillo y dorado. Los precios dependen de la especie. Los pescadores venden a 100 pesos la libra de los pescados considerados de tercera, que son el butu y el pez puerco. El pargo lo venden a 110 y a 120 la libra, y el chillo a 250 pesos por libra. Los pescados de la Asociación de Pescadores de Juanillo son distribuidos en Verón, porque una parte de los pescadores de esta asociación viven en esta localidad.

Otra parte de la pesca es llevada a Higüey, para ser vendidos en mesas y puestos en el mercado municipal de esa ciudad. Para este producto llegar a los restaurantes que diariamente los sirven como costosos platos, pasan primero por varias manos. Los pescadores lo venden a terceras personas que más adelante venden a los restaurantes, por lo que el precio va incrementándose en esa cadena de comercialización. Víctor Manuel Félix es un comprador de pescados en la playa de Macao.

Resalta que en este poblado lo que más demanda es el chillo, vendido a 250 pesos la libra, y el dorado, a 100 y a 120 pesos. “Yo mensualmente recibo un promedio de 5 mil libras de pescados”, precisó Félix. Este comerciante les compra directo a los pescadores y luego los revende a una importadora y pescadería que se encarga de venderle a los hoteles y restaurantes.

Esta cadena inicia con los pescadores, como Pedro Manuel Valdez, quien lanza sus redes en Macao y cuenta que lleva toda su vida dedicado a este oficio, de donde obtiene la manutención de su familia. Valdez asegura que si el mar está tranquilo salen a pescar de lunes a sábado. Este señor tiene unos 40 años dedicado a esta labor.

Valdez dijo que por ese lado de la costa pescan chillo, dorado, cabrilla y mero. “Cuando la pesca esta buena, cogemos diario 15 o 20 quintales diarios, y si esta floja la cosa se cogen 9 o 10 quintales. A veces se han cogido hasta 30 y 35 quintales en un día”, señaló Valdez. Según este pescador, alrededor de 20 pescadores realizan esta actividad productiva en Macao y cuentan con 13 embarcaciones.

La presidenta de Asovepemu dijo que los pescadores también le venden a los pequeños negocios que hay en la playa de Macao, tales como restaurantes. La libra de dorado la tienen a 100 pesos y el chillo a 240 pesos. Rodríguez precisó que los pescadores gastan mucho dinero en gasolina para sus embarcaciones.pesca en Bávaro

En su caso particular, es dueña de un pequeño restaurante a orillas de la playa, por lo que vende los platos con pescado a 350 pesos. Un plato que tenga un pescado dorado con tostones o con arroz es ofertado al público a 250 pesos, y con chillo a 650. La mayoría de las pescaderías de esta localidad se abastecen de la pesca que se da en este litoral costero.

Otras compran directamente en San Pedro de Macorís o prefirieren trasladarse hasta la fronteriza provincia Pedernales.

CABEZA DE TORO

El caso de Cabeza de Toro es distinto. Esto debido a que los pescadores de esa playa aún no se constituyen en una asociación. Sin embargo, llevan años pescando en esa zona y representan el principal sustento de esa comunidad. Cabeza de Toro es conocida como un pueblo de pescadores, pero sus más de 50 pescadores no poseen ni siquiera un seguro médico de salud.

Calmito Bort, es un pescador de Cabeza de Toro que nació y se crio en este lugar. Según contó a este medio, es ahora que están tratando de formar una asociación, debido a que piensa que a los dueños de pescaderías no les convenía que ellos se organizaran. Los pescadores de Cabeza de Toro duran hasta dos y tres días en alta mar.

Poseen embarcaciones dedicadas a este tipo de pesca. Otras se van desde por la mañana y regresan en horas de la tarde. En esta playa, al igual que en las otras de este distrito, pescan chillo, dorado y mero. Según Bort, una embarcación puede llegar a pescar de tres quintales hasta cinco por tres días. Cuando las condiciones climáticas no son favorables, pues la pesca disminuye bastante

. Los pescadores de Cabeza de Toro venden sus pescados a una sola empresa y esta se encarga de distribuirlos en distintos establecimientos comerciales.

CODOPESCA

Los pescadores de República Dominicana se agrupan en el Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (Codopesca), organismo creado el 3 de diciembre del 2004 mediante la Ley 307-04. Codopesca se encarga de regular, desarrollar, fomentar y fiscalizar la explotación e investigación pesquera y acuícola y/o extracción de los recursos bióticos de la República Dominicana.

Esta entidad nacional tiene presencia en Bani, Barahona, Samaná, Miches, Monte Cristi, Santiago, San Pedro, Puerto Plata y Santo Domingo. Milton Ginebra Morales, director ejecutivo del Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura, ha diligenciado la entrega de seguros médicos del Seguro Nacional de Salud (Senasa) a los pescadores de distintas zonas pescaderas del país.