El lirio, una flor hermosa y llena de simbolismo

Yeimy Puello / Especial para el Tiempo

HIGÜEY. Mayo es el quinto mes del año, y época en que brota una de las flores más espectaculares de los jardines, el lirio. Este seduce por sus grandes flores perfumadas, y sus variados colores. Además, esta flor está llena de simbolismo. Los lirios son plantas bulbosas perdurables, del genero Lilium.

Pueden llegar a medir más de dos metros de altura. Son plantas muy resistentes, capaces de soportar hasta temperaturas de 20 grados, y lo único que necesitan es un suelo bien drenado y húmedo. Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard en Cambridge (Estados Unidos), los bordes enrizados del lirio encierran la clave del florecimiento de esa planta.

Asimismo, son muy fáciles de cultivar, ya que no requieren de un mantenimiento riguroso. Su mantenimiento se limita a pasos muy sencillos. Por ejemplo, tutelar los tallos de las flores, si es necesario.

También, se aconseja quitar las flores marchitas y mantener el suelo ligeramente húmedo durante la estación de crecimiento, y añadir abono orgánico en primavera. Esta flor cuenta con varias especies e híbridos, y aproximadamente se conocen 100 especies presentes en todas partes del hemisferio norte.

Los lirios, al parecer, comenzaron a cultivarse desde tiempos remotos, habiendo existido en jardines hace 3.000 años. Según la historia, los lirios encierran un extenso significado, tales como la feminidad, ya que los griegos y los romanos entregaban coronas de lirios a las mujeres, con la intención de desearles una vida fructífera y llena de esperanza.

En la época victoriana, los enamorados entregaban lirios a las mujeres en señal de amor. La pureza también está identificada con esta flor en las bodas, con los lirios blancos. No obstante el físico suave y puro de él también expresa deseo de superación en momentos de pérdida y duelo.