Aunque Lavacama es una zona de playa, sus habitantes se sustentan básicamente de la ganadería.

Lavacama, una localidad productiva pero con escasas fuentes de empleos

Génesis Pache / [email protected]

LAVACAMA. A pesar de ser una zona costera, los habitantes de esta comunidad se sostienen de varias actividades económicas, siendo la principal la ganadería, básicamente la cría de ganado para carne y leche.

La pesca y el concho también representan fuentes de ingresos económicos para quienes viven en esta localidad. Ubicada a unos 40 minutos de esta zona de Verón-Punta Cana, esta comunidad se caracteriza por su litoral de playa que representa una gran oportunidad de inversión.

Bernardo Calderón, residente en Lavacama hace unos 15 años, expresó que su sustento lo obtiene al trabajar en el área de ganadería. Señaló que labora para una empresa que tiene una finca dedicada a la crianza de ganado en esa zona.

Calderón es de la comunidad La Lisa, del municipio de Miches. Tiene tres hijos que han nacido y se han criado en Lavacama. Precisó que casi todos los residentes de Lavacama son oriundos de allí, y que aparte de la ganadería también trabajan en hoteles cercanos y subsisten con la pesca.

Ramón Mejía también reside en Lavacama, y expresó que quienes viven allí se sostienen de diversas formas. “Unos viven de la pesca; otros, viven del concho y de la ganadería. Menos de agricultura. Eso aquí no se hace”, dijo.

Mejía es buzo y motoconchista. Nació y se crió en Lavacama, donde tiene viviendo en ese mismo pedazo de tierra unos 30 años. Precisó que justo en esa área cercana a la playa, donde vive junto a su familia, se le llama “La Tribu”, pero cerca de la autovía hay una serie de casas que conforman el pueblecito de Lavacama. A esa área se le llama “La Tribu”, porque todos los que viven allí son familiares.

Mejía aseguró que la principal necesidad que tiene esa comunidad son los empleos, porque sus habitantes “se la buscan de cualquier manera, menos con un empleo formal”. Agregó que su hija trabaja en un hotel, pero que son muy pocos los que salen a trabajar en estas empresas. Adelantó que los habitantes de esa comunidad están esperando algunas inversiones que “supuestamente” se harían prontamente. “Supuestamente, en enero van a hacer unos tres hoteles por aquí y esa es la esperanza que hay”, indicó.

En cuanto a los servicios básicos, dijo que tienen suficiente agua, ya que poseen un pozo sumergible con el que se bombea agua para todo el lugar. La energía eléctrica tiene sus deficiencias, porque en ocasiones pasa hasta un día y dos y no llega.