Miembros de Asoleste y el ministro de Turismo
Miembros de Asoleste y el ministro de Turismo

Las once quejas expresadas por hoteleros ante el ministro de Turismo

Bávaro. Los constantes problemas que ha provocado que los inversionistas hoteleros tengan sus “cabezas con ungüento”, como la arrabalización de las playas y las construcciones ilegales en el Distrito Municipal Verón-Punta Cana, fueron escuchadas por el ministro de Turismo, con el fin de enfrentarlos antes de que estos tumores malignos se agudicen y no haya procedimiento quirúrgico para atenderlos.

Francisco Javier García, chofer que tiene el timón para llevar la industria turística hasta los seis millones de vacacionistas en 2017, escuchó once quejas de parte de la Asociación de Hoteles del Este (Asoleste), durante una reunión la semana pasada que se extendió casi por tres horas, en el salón Catalina de Iberostar Hotel y Resorts.

Allí, Asoleste planteó, entre los puntos más importantes, las arrabalizaciones de las playas y la normativa que prohíbe las construcciones ilegales en el Distrito, cuyo objetivo es controlar el crecimiento desordenado, cuyo mal deja millones de pesos en pérdidas a la Junta Municipal.

Sobre la arrabalización de las playas, hay un presupuesto inicial de 60 millones de dólares, de un total de 100 millones para rehabilitar 13 playas del país, incluyendo la de El Cortesito, en Bávaro.

Pero ese monto debe agregarse al presupuesto complementario para iniciar con la adecuación, según reveló Ernesto Veloz, presidente de Asoleste. Y en cuanto a la normativa, los concejales de la Sala Capitular de la Junta Municipal tienen en agenda un proyecto de ley para detener el levantamiento de edificaciones que no cumplan con los requisitos y el uso de suelo.