Las instalaciones deportivas de Nisibón, en cuidados intensivos y sin esperanzas

Nisibón. Desde su construcción, las instalaciones deportivas de Las Lagunas de Nisibón han sido sometidas a pocas reparaciones, algunas de gran magnitud y otras no tanto, convirtiéndose en un dolor de cabeza para quienes se han dedicado a la práctica de los deportes durante los últimos años en la zona.

El estadio de béisbol y el multiuso de Las Lagunas de Nisibón se encuentran en precarias condiciones, y no cuentan con las comodidades que exige la práctica de los deportes. Su actual deterioro no permite celebrar en ellos eventos nacionales en ninguna categoría.

Su mantenimiento está a cargo de los propios entrenadores y jugadores, quienes tienen la responsabilidad de ponerlos en condiciones para la celebración de sus actividades y las competencias, ya que no reciben la ayuda del Ministerio del Deporte o de alguna autoridad regional.

El play de béisbol En el caso del campo de béisbol, el área de las tribunas está en muy malas condiciones, las rejas están destruidas, carecen de mallas de seguridad que protejan a los asistentes de ser golpeados por una pelota en caso de un faul.

Igualmente, los baños están completamente abandonados, parte de la pared perimetral se cayó como consecuencia de las lluvias que azotaron la zona en febrero y no ha sido levantada nuevamente.

Mientras que el outfield y el infield necesitan ser recuperados para garantizar la seguridad de los jugadores y poder presentar un buen compromiso. También, el techo de la tribuna del lado izquierdo se voló en la misma época. El mismo fue recuperado en gran parte y espera por ser restituido.

Además, las áreas externas del play sufren por el mismo abandono. Victorino Cordero, dirigente de la Liga de Béisbol Víctor, aseguró que no reciben ningún tipo de ayu da del Ministerio del Deporte ni de las autoridades regionales, sino sólo del director distrital, Puro Mercedes, quien colabora con ellos en pequeñas cantidades cuando tienen actividades o intercambios deportivos.

“Hemos tocado las puertas de los diferentes organismos del Estado, pero nadie nos atiende. Sólo recibimos una pequeña colaboración en el campeonato escolar que realizamos anualmente”, afirma Cordero.

La Liga de Béisbol Víctor Nisibón lleva años trabajando con más de 60 niños y adolescentes de la zona. Sin embargo, ese esfuerzo no es correspondido por las autoridades. El multiuso también necesita recuperación La situación del multiuso no escapa mucho a la realidad del play, ya que el estado de abandono se nota desde la fachada hasta su interior.

Las condiciones de los vestuarios es precaria, los baños no funcionan, hay filtraciones en el techo que cuando se presentan las lluvias, les impiden realizar las prácticas o compromisos. La iluminación no existe, porque están quemadas las lámparas por lo cual solo pueden practicar o jugar en horas diurnas.

Raúl García, dirigente deportivo de la zona, señaló que han realizado solicitudes al Ministerio del Deporte y al director distrital, pero no reciben ninguna ayuda. Sólo se limitan a realizar levantamientos y cotizaciones, pero más nada. Los entrenadores Gladis Estephan (balonmano) y Geudis García (baloncesto), coincidieron en solicitar la ayuda de las autoridades para la dotación de insumos para las prácticas deportivas y la recuperación de la instalación.

En el multiuso se practica balonmano, baloncesto y voleibol en diferentes categorías con más de 150 jugadores de los diferentes sectores de la comunidad.