La Asamblea General de la OEA

En el día de hoy, la capital dominicana se convierte en sede de la Cuadragésimo sexta Asamblea General anual de la Organización de Estados Americanos (OEA. La agenda de la Asamblea contempla dentro de sus temas centrales la gestión de la institucionalidad para el desarrollo sostenido de los países, con lo que República Dominicana se siente igualmente comprometida, porque ha sido pieza importante de la política exterior desarrollada por el gobierno presidido por Danilo Medina.

Esta Asamblea llega en un momento de importantes retos para la OEA, sobre todo en un escenario atizado por los intentos de aplicación de la Carta Democrática a la República Bolivariana de Venezuela, iniciativa que ha encontrado voces encontradas en torno a la viabilidad de este dispositivo sancionador contra naciones trasgresoras de la institucionalidad democrática.

Para nuestro país, la Asamblea de la OEA representa una coyuntura especial, porque confirma su compromiso frente a los postulados que fundamentan la creación de esta entidad, y se compromete en la tarea de volverlo un ente garante de la convivencia pacífica y respeto a la soberanía de los pueblos de América.

En el plano internacional, la gestión de gobierno del presidente Medina se ha enfocado en resaltar el interés que reviste para la región apuntalar el desarrollo de la institucionalidad democrática y la responsabilidad de afrontar de manera civilizada y mancomunada los grandes desafíos comunes del hemisferio.

En este contexto, la OEA está llamada a jugar el rol protagónico de erigirse en propulsora de ideas, debates y proyectos que permitan la unificación de sus estados miembros frente a los retos que supone la expansión del mundo global y sus complejidades.

La Asamblea de la OEA encuentra al país en medio de un importante proceso de renovación institucional, donde el afianzamiento de las libertades públicas y el respeto a la dignidad humana son elementos esenciales de la Administración Pública tutelada por Danilo Medina.

Para República Dominicana esta Asamblea de la OEA es igualmente una forma de reafirmar su voluntad firme de contribuir con el fortalecimiento institucional de este organismo, lo que igual se incluye en la nueva política exterior encaminada por el gobierno de Danilo Medina.

El canciller dominicano, Andrés Navarro, ha dicho que la gran oportunidad que tiene la OEA de fortalecerse y reafirmarse frente a los grandes retos que envuelven su misión fundamental “sólo podrán ser aprovechadas en su justa medida, si se logra adecuar a las demandas y necesidades de la región, como resultado de un proceso reflexivo y autocrítico, participativo y transparente, orientado estratégicamente a resultados”.