La Altagracia: UNAP asisten a más de 300 mil pacientes en los primeros 9 meses del 2018

HIGÜEY. En los primeros nueve meses de este año, las Unidades de Atención Primaria (UNAP) que se encuentran diseminadas en las zonas urbanas y rurales de la provincia La Altagracia, ofrecieron cerca de 338 mil 597 asistencias médicas, según el informe estadístico del Servicio Nacional de Salud (SNS).

Asimismo, de acuerdo a la información suministrada por el Departamento de Estadísticas de la Regional de Salud (R-V), en Higüey, de 338 mil 597 servicios que ofrecieron 35 mil 815 corresponden a atenciones de niños y adolescentes divididos entre pacientes sanos y enfermos.

Mientras que 94 mil 65, conciernen a la asistencia a mujeres, es decir, planificación familiar, detención temprana cáncer de mamas y de cérvix, control pre natal y postparto. De igual forma, se detalla que 101 mil 573, pertenecen a pacientes enfermos y 14 mil 913 a usuarios con enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión, asma, entre otras.

Además, brindaron 29 mil 861 consultas a extranjeros. También se destaca que durante estos nueve meses del año despacharon 62 mil 370 recetas a sus usuarios. El doctor Miqueas Martínez, encargado de área en la Regional de Salud (R-V) y de las Unidades de Atención Primaria (UNAP), en La Altagracia, expresó que actualmente en la provincia funcionan 41 UNAP, las cuales están distribuidas en la zona urbana y rural.

Sin embargo, explicó que para que haya un mayor alcance de estos centros de salud que promueven la medicina preventiva, se necesita aumentar esa cifra, por lo menos el doble de las existentes, ya que por cada 5 mil habitantes debe haber una UNAP.

Para extender las Unidades de Atención Primaria, sostuvo que ya se hizo el estudio de sectorización y zonificación, pero quien determina cuándo se habilitarán nuevas UNAP, es el Servicio Nacional de Salud. Aunque es posible que para el próximo año tengan una partida de más recursos, pero aún no hay nada concreto, puntualizó.

En el caso específico del barrio Villa Cerro que tiene cerca de 50 mil habitantes, faltarían nueves, porque sólo hay una, señaló.

“Nosotros creemos que cada día mejoramos más en la salud del primer nivel de atención, ya que en la mayoría de los programas que se desarrollan en las UNAP, tenemos resultados positivos y en el caso que haya habido algo negativo, fue por la poca colaboración del paciente; por ejemplo, algunos pacientes de tuberculosis, piensan que con dos meses de tratamiento están sanos, pero se les da el seguimiento adecuado para que no se descuiden y se les suministran las dosis”, indicó.

Sin embargo, en maternidad, crecimiento y desarrollo, HIV, planificación familiar, consulta de adolescentes, atención a los envejecientes, pacientes hipertensos y de diabetes, vacunación, entre otras atenciones, todo marcha bien, explicó Martínez.

Las UNAP son ayudas para personas sin seguros.

Destacó que si una persona con una herida de arma blanca o arma de fuego, está cerca de una UNAP, se estabiliza el paciente y se le controlan los signos vitales, pero no se puede hacer más que referirlo al hospital, pero para eso se llegó a un acuerdo con el Centro Regional de Ambulancias, quienes facilitan sus unidades para el traslado.

En cuanto al abastecimiento de los medicamentos que suplen estos centros del primer nivel de atención, resaltó que el Programa de Medicamentos Esenciales Central de Apoyo Logístico (Promese Cal), les provee medicinas básicas como; vitaminas, antigripales, analgésicos, antibióticos, anti hipertensivos. También en caso de que no tengan el medicamento que necesita el usuario, sí este tiene seguro y está registrado en una UNAP se le busca en San Pedro de Macorís.

Se suplen medicamentos psiquiátricos, entre otros. Asimismo, ponderó que la medicina que se practica en las UNAP es preventiva, por ejemplo, las vacunas, la gente no sabe el alto costo que tiene una vacuna si tuviese que comprarla, entre ellas, Hepatitis B, Bacilo de Calmette-Guérin (BCG) para los niños, también vacunas para prevenir enfermedades infectocontagiosas.

UNAP en las escuelas

El presidente regional del Colegio Médico Dominicano (CMD), Hernán Pillier Báez, manifestó que las UNAP vienen a constituirse como el ente principal de la salud en este momento porque a través de ellas se detectan, vigilan y se tratan las enfermedades, además, los médicos de estos centros tienen que ir a visitar a los pacientes a sus casas cuando es necesario para darle seguimiento y comprobar que ellos llevan el tratamiento como se debe.

También dijo que las UNAP ayudan a descongestionar los hospitales y es por eso que juegan un papel estelar.

Además, la Atención Primaria contribuirá para que la medicina y la Ley de Seguridad Social se desarrollen en la República Dominicana porque todavía en Higüey faltan cantidades de UNAP, faltarían la mitad de las que hay para mejorar la salud de los usuarios.

“Desde el Colegio Médico Dominicano estamos reuniéndonos para evitar que un grupo de empresarios y las Aseguradoras de Salud privaticen la Atención Primaria, se quiere entrar a la Seguridad Social con el Senasa Contributivo y eso afectaría a la clase pobre de este país, estamos de acuerdo que entre pero con el régimen subsidiado.

Otra propuesta que hace el CMD es que la Atención Primaria vaya a las escuelas, es decir, que en cada centro educativo haya una UNAP con médicos, enfermeras y paramédicos. Esos estudiantes necesitan el respaldo del Estado y que se les garantice su salud, señaló Pillier Báez.

Testimonios

La presidenta de la Junta de Vecinos del barrio San Pedro de Higüey, Esperanza de Jesús, explicó actualmente la Unidad de Atención Primaria de esta localidad ofrece los servicios en condiciones óptimas y que asisten muchas personas en busca de asistencia de salud.

En tanto que la joven Lucía Espiritusantos, quien reside en el barrio San Pedro hace 2 años, dijo que esta UNAP tiene atender a las personas que viven en los sectores de La Imagen, El Llano, Villa Cristal I y II, por lo que no da abasto y los medicamentos se hacen escaso.

La misma situación se presenta en el barrio de Villa Cerro, el cual tiene más de 15 sectores que buscan los servicios en la única UNAP que poseen con capacidad para 900 familias, donde hay más de 40 mil habitantes, según, expresó el pastor Jesús Antonio Mota, vicepresidente de la Asociación de Juntas de Vecinos de Villa Cerro.

Además, deploró que hace más de tres años solicitaron a las autoridades de Salud Pública la instalación de la farmacia de Promese en la misma UNAP que cuenta con el espacio, pero aún no dan respuestas y los ciudadanos tienen que trasladarse a otro barrios para comprar sus medicamentos.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews