Entrada escuela El Macao

La Altagracia: Escuela de El Cajuil aún sin maestros y la del Macao peligran las clases

El Cajuil. En la Escuela Primaria de la comunidad de El Cajuil no se ha iniciado el año escolar, porque ningún profesor ha sido enviado a esa localidad, lo que deja a 58 niños sin recibir el pan de la enseñanza. Mientras que en la Escuela Básica Camila Henríquez Ureña de Macao, entregada recientemente, sólo cuentan con dos maestros para impartir desde prescolar hasta octavo grado.

Ante esta situación, la directora del centro, Ivelisse Valdez, ha tomado la decisión de impartir clases una semana de prescolar hasta quinto grado, y otra semana de quinto al octavo grado. La Escuela Primaria de El Cajuil fue reparada y habilitada por el Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM).

Esta empresa le colocó verja perimetral, pintó las paredes y realizó algunos retoques, pero hasta el momento no ha sido asignado ningún profesor para el inicio del año escolar 2017-2018. El año escolar pasado, estos niños asistieron con normalidad a esta escuela primaria. Allí se imparte desde prescolar hasta quinto grado. La directora de la escuela de Macao dijo que la situación allá es muy caótica, puesto que les entregaron una escuela muy bonita y grande, pero sin maestros.

Ivelisse Valdez, directora escuela El Macao.

Aseguró que del Ministerio de Educación los enviaron a hacer una inscripción muy elevada, porque tendrían una escuela de diez aulas, pero no le han enviado profesores. En la actualidad tienen 35 niños por aulas, por lo que tienen 310 niños en todo el plantel. Valdez precisó que “solamente estamos una maestra más yo, que soy directora, pero que estoy haciendo las veces de maestra también, porque estamos solas y tenemos que hacer el trabajo”.

Valdez contó que la medida que adoptaron de dividir los niños por semanas se dio porque en las primeras semanas tuvieron que pedirles a los conserjes que se quedaran en algunas de las aulas, pero que esto no funcionó, porque ellas no tienen la preparación para estos fines. Más adelante, tuvieron que encargarse cada maestra de un nivel con alrededor de cinco grados.

Esto resultó muy difícil, y por último decidieron que los estudiantes más grandes ayudaran a los más pequeños. Ninguna de las medidas adoptadas resultó por lo que dividieron los estudiantes por semanas. En esta escuela requieren de por lo menos ocho maestros.