Patricia Padilla, una de las investigadas.

Jueza  de Higüey bajo la mira de la justicia por liberar a supuestos narcotraficantes

SANTO DOMINGO.  Dos juezas, entre ellas entre una del Juzgado de la Instrucción de Higüey, están siendo investigadas por el departamento de Inspectoría del Consejo del Poder Judicial, luego de otorgar libertad a varios implicados en narcotráfico.

La información ha sido ofrecida por algunos medios de comunicación a nivel nacional.

Las magistradas investigadas son la del segundo juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Patricia Padilla, quien fue suspendida hasta tanto dure la investigación, y la magistrada del Segundo juzgado de la Instrucción de Higüey, Sindy Rosario Santana.

La investigación fue dispuesta por los miembros del Consejo del Poder Judicial, que preside el también presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán Mejía.

El periódico Listín Diario informó  que “varios inspectores fueron a los tribunales de las jurisdicciones del Distrito Nacional y de Higüey a realizar un levantamiento y recabar documentos sobre ambos casos”.

Esta semana, la juez Padilla dispuso la libertad de Mariano de Jesús de la Rosa Santana (El Viejo) y Robinson Martínez Caraballo, vinculados a una estructura que traficó más de 500 kilos de cocaína, tras disponer el cese de la medida de coerción.

La magistrada adoptó la decisión luego de que los representantes del ministerio público abandonaran la sala de audiencia y no presentaran acusación en contra de los imputados, quienes son acusados de formar parte de una red de lavado de activos procedentes del narcotráfico.

Asimismo, el juzgado de la Instrucción de Higüey dispuso la libertad de la dos hermanas colombianas Adriana Díaz Corredor y Fraia Rita Patricia Inés Díaz Corredor, implicadas en un caso de casi 800 kilos de cocaína. Las imputadas, quienes se mantuvieron prófugas durante casi un año, habían sido apresadas en un apartamento del sector Evaristo Morales, en el Distrito Nacional.

Acusación
Conforme con la acusación “El Viejo” era brazo ejecutor  de la supuesta red de tráfico de drogas provenientes de Colombia, cuya droga alegadamente era introducida al país y luego era enviada hacia Puerto Rico en embarcaciones pesqueras.

Luego, en ese país, la droga era camuflada en latas de comestibles para ser enviada a Estados Unidos.

En el caso de las dos hermanas colombianas, también se vincula en dicha red al  supuesto cabecilla, el colombiano Jorge Hernán Zapata Villa, esposo de Fraia Rita, quien cumple prisión preventiva.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews