Juan Pablo Montás: “Trato de hacer pequeñas cosas que no salen en las estadísticas”

LA ROMANA. Con ese atletismo que lo caracteriza y esa energía que muestra en el tabloncillo, Juan Pablo Montás puede convertirse en un dolor de cabeza para cualquier jugador que tenga el balón en sus manos y le toque a él defenderlo, ya que sus capacidades son excepcionales, y es lo que ha lo ha llevado a tener una buena carrera en el baloncesto.

En esta temporada 2017 con los Cañeros, el jugador se siente revitalizado jugando de una forma impresionante, ganándose sus minutos de juego. Aunque no pudo iniciar la temporada, Montás, junto con otros jugadores, le cambió la cara al equipo, tomando la ruta ganadora. Más allá de los puntos, asistencias o rebotes, hay acciones en la cancha que para determinar la calidad de un jugador, no necesariamente deben estar en una hoja de anotación ya que hay aspectos del juego que no son se perciben como tal en las estadísticas.

“Él es un jugador de características especiales, es más defensivo que ofensivo puede aportar mucho sobre a la cancha a pesar de que tuvo unos años fuera de baloncesto , pero poco a poco está tomando su forma y eso le ayuda al equipo”, afirma el dirigente Julio César Javier “Ayata”.

Juan Pablo se define como una persona servicial y califica su carrera como “bien merecida”. Se siente muy a gusto de formar parte del equipo en estos momentos.

Afirma que trata de dar más allá de lo que el conjunto necesita. “El defender es de deseo, pero siempre trato de dar esas pequeñas cosas que no salen en las estadísticas, ofensivamente.

Siempre he estado ahí tratando de mejorar y aportar al equipo”, añade. Esto llevó al número nueve de los Cañeros a representar a República Dominicana en la selección nacional de mayores, participando en torneos de la región del Caribe.

A su vez tuvo la dicha de realizar ciertas pruebas con equipos de la NBA en las ligas de desarrollo tanto con los Sacramento King como los Golden State Warriors.

Añade que el jugador más difícil que le ha tocado defender ha sido el boricua NBA José Juan Barea, por su versatilidad en la cancha y rapidez, enfrentándose ante él en diversos torneos con la selección.

Junto a Andy Williams son los únicos jugadores que están activos, que participaron en el cetro obtenido en el 2010 por los Cañeros del Este, y que al jugar juntos nueva vez, como de costumbre, Jovanny Duluc, voz interna de los Cañeros, le ha puesto el mote de “Los Compadres”, por él historial de ambos siendo compañeros de equipo.

Dentro de ese historial no se puede pasar por alto, los ochos campeonatos obtenidos por la Tribu de Quisqueya, en el Torneo Superior de La Romana. Ha reforzado en diversos torneos del país donde también ha dejado una buena impresión.

La familia

Montas afirma ser muy apegado a su familia, la cual es bastante conocida debido a sus descendientes, quienes han estado ligados con el deporte del aro y el balón. Es casado y ha procreado tres hijos. “Este deporte es parte de nuestra familia y todo el mundo en La Romana lo sabe”, exclama. Juan Pablo define a su padre, Pascual Montas, fallecido en marzo de este año, como su motivador y guía.

“Para mí siempre fue de motivación tenerlo en frente, prendí los valores de la vida, como comportarse fuera y dentro de la cancha, que eso es lo que uno se lleva”. Con respecto a su hermano Alexis Montas “El Tractor”, quien también juega baloncesto profesional con los Huracanes del Atlántico, en la Liga Nacional de Baloncesto, afirma tener una relación excelente. “La relación con mi hermano es muy buena, somos dos profesionales y vamos a competir, nos ha tocado varias veces jugar juntos que muchas veces es mejor, pero salimos a la cancha cada uno hacer nuestro trabajo” expresa.

Juan Pablo en esta temporada promedia 16:38 minutos por juego con 5.3 puntos por juego, 3.9 rebotes y 1.6 asistencias viniendo desde el banco. Es un jugador querido por la fanaticada que disfruta de la chispa que tiene en el tabloncillo.

Por Edgar Moreta / [email protected]