Interrupciones eléctricas causan déficit de 24 mil galones por hora en suministro de agua

Romayra Morla / [email protected]

Cristian Guerrero.
Cristian Guerrero.

HIGÜEY. Los últimos inconvenientes en el suministro del servicio de agua en este municipio han generado irritación en algunos ciudadanos, quienes han sufrido en carne propia hasta tres semanas la falta del preciado líquido. Esta situación motiva la interrogante del pueblo de cuándo será concluido el acueducto de esta ciudad.

Ante este cuestionamiento, el director técnico del Consorcio Ghella y Asociados, Ronald Ureña, expresó a El Tiempo que la etapa de construcción del acueducto de Higüey se encuentra realizada en más de un 95%. “Sólo falta colocar unas tuberías en el sector El Centro, y en el área de Los Platanitos. Eso está en etapa de negociación entre el Consorcio Ghella e Inapa (Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado), por términos contractuales”, puntualizó Ureña.

Agregó que la fecha de conclusión de esta obra “no es una decisión que sale de nosotros, sino de Inapa, directamente. La tubería que va a ser colocada en esos sectores la tenemos nosotros en almacén”, expresó Ureña.

Al referirse al tema de los retraso en el suministro de agua, sostuvo que tuvieron un problema de energía en el pozo de Sanate. Dijo que sin la energía eléctrica no se puede bombear ni de La Matilla a la planta. Tampoco ni de Sanate a la planta.

Indicó que por esta razón hubo un déficit, aunque la semana pasada se empezó a retomar el calendario de distribución. Además, dijo que “las fallas no fueron porque a Inapa le suspendieran el servicio eléctrico, sino por averías en las plantas directamente.

La Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (Ede Este) también tiene un calendario de mantenimiento en las redes, que siempre tienen que cortar las líneas de energía y eso también afecta.

De su lado, el arquitecto Cristian Guerrero, encargado de la planta de tratamiento, indicó que esta planta suministra 500 litros de agua por segundo, diariamente. Es decir, que en un minuto produce 30 mil litros de agua. También, se trabaja en un horario de 12 a 16 horas para tratar de abastecer al pueblo.

“Hay sectores a los que se les da agua dos veces a la semana, y a otros, incluso se les da agua tres veces a la semana, dependiendo de la cantidad que la energía eléctrica permita suplir”, detalló Guerrero.

En tanto, Ureña recalcó que al sector Villa Cerro se le envía agua miércoles y sábado, siempre que se pueda cumplir con el calendario establecido. Tenemos ocho pozos que cuando están en operación todos producen 200 litros por segundo. En Sanate tenemos una producción de 200 litros por segundo.

“La planta está diseñada para 500 litros por segundos. Sin embargo, solamente le entra el caudal de Sanate, que es el que requiere los procesos físicos y químicos, a diferencia del de La Matilla, mientras que los tanques que están en el monte Santa María tienen una capacidad de 2.6 millones de galones cada uno”, señaló Ureña.

También, deploró que otro de los principales problemas que se presentan es el desperdicio que hace la gente cuando envían el agua, porque hay sectores que se les da más tiempo, con mayor volumen en los tanques y les dura menos por el mal uso del líquido.

Inapa

El encargado de Operaciones del Inapa, Lino Carrera, explicó que el suministro de agua comenzó a restablecerse el fin de semana anterior al que recién finalizó, y admitió que tuvieron 15 días con problemas, debido a que en el pozo de La Matilla hubo interrupciones en la energía eléctrica de hasta 48 horas, lo cual no le permitía almacenar la cantidad de agua suficiente.

También, las lluvias provocaron que el río Sanate, una de las principales fuentes de agua, estuviera turbia y no podían procesarla así para su utilidad. Sin embargo, dijo que ya han recibido el servicio de agua los sectores: Villa Cerro, Villa Cristal, Los Prado, Anamelia, Luisa Perla, Los Rosales, Sajour y El Naranjo, San Martín.

De igual manera desmintió el “rumor” de que le habían suspendido el servicio de energía eléctrica, y aclaró que Ede Este bajo ningún concepto puede cortarle la luz a Inapa. Destacó, igualmente, que la compañía de electricidad empezó a enviarle las fechas de interrupciones para hacer una planificación que no afecte demasiado la distribución del agua.

Expresó que las interrupciones provocan que se dejen de producir entre 3 mil 500 y 4 mil galones de agua por minutos. Si se toman como base esas cifras, entonces por hora se dejan de producir 24 mil galones de agua. Y si estas interrupciones duran un promedio de ocho horas, el déficit de agua sería aproximadamente de 192 mil galones de agua.

 “Si no hay producción de agua, no podemos dar (el servicio). Todo se compone de energía eléctrica: del campo de pozo hay que bombearla a la planta de tratamiento; de la de tratamiento a los tanques y luego baja por gravedad”, manifestó Carrera.

Asimismo, informó que tienen en proceso de prueba una nueva planta automatizada, con la cual se pretende aglutinar una mayor cantidad de agua. Esta podría funcionar sin la electricidad de Ede Este, pero el consumo de combustible es muy alto, y consumiría 42.5 galones de gasoil por hora. Es decir, que el costo sería de RD$6,047.75 por hora, aproximadamente.

Con relación a las cometidas o conexiones de agua que faltan por colocar en el municipio de Higüey, dijo que restan 21 kilómetros distribuidos en los sectores Los Platanitos, Los Coquitos, parte de El Centro, San José, Enriquillo abajo, Nazaret y  La Torre.

Bombas de agua.
Bombas de agua.

Terminación del acueducto

En abril del 2014, el Gobierno, a través de Inapa, entregó un cheque de 712 millones 582 mil 905 pesos con 29 centavos, con el fin de que se concluyera el acueducto de Higüey. En esa oportunidad, quien fungía como director ejecutivo del Inapa, el ingeniero Alberto Holguín, prometió que esta obra sería terminada en noviembre de ese mismo año.

Sin embargo, el próximo mes se cumplirán dos años de esa promesa y el acueducto aún sigue sin concluir. Los trabajos también están paralizados hace varios meses.

A propósito de Holguín y su promesa incumplida, el pasado jueves, la jueza del Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Kenya Romero, ordenó apertura a juicio de fondo en su contra. La medida obedece a una acción judicial encaminada contra el exdirector del Inapa, a quien se acusa de prevaricación, desfalco, falsedad de documentos y asociación de malhechores, durante sus funciones al frente de esta entidad estatal.

Junto al ex funcionario, también está sometida la justicia e igualmente irá a juicio de fondo, la ingeniera Sobeida Perdomo, acusada también de asociación de malhechores y estafa en contra del Estado.

Recientemente, el diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por la provincia La Altagracia, Juan Julio Campos Ventura, informó a este medio que solicitó a la Cámara de Diputados que apodere una comisión para que investigue la situación actual del acueducto de Higüey, obra que lleva más de ocho años en construcción por el Consorcio Ghella Internacional.

Asimismo, expresó que en esa misma solicitud exigió la terminación de esa importante obra, ya que el Estado dominicano se embarcó en dos préstamos para su terminación: uno de 45 millones de dólares y otro de 30 millones de dólares, equivalentes a alrededor de 3 mil 500 millones de pesos.

También, lamentó que la construcción del acueducto tenga más de ocho años que inició y todavía no se termine. Además, recordó que hace cuatro años, por solicitud suya, enviaron una comisión a Higüey, porque los trabajos estaban paralizados y se erogó el segundo préstamo de unos 30 millones de dólares, y la obra se reinició.