Higüeyanos exigen transparencia en las obras y una pronta culminación del Acueducto

Inconcluso acueducto de Higüey ya se ha tragado más de RD$ 3,500 millones

  • Esto no sólo en las comunidades de esta ciudad, sino de la provincia La Altagracia, beneficiando a un estimado de 193 mil personas, y que en 20 años la cifra se elevaría a unas 424 mil.

Julio González/ [email protected]

HIGÜEY. La escasez de agua potable es una de las demandas constantes de la población de esta ciudad, donde para resolver uno de los problemas más acuciantes de los higüeyanos el Gobierno contempla, desde hace casi nueve años, la construcción de un nuevo acueducto. Una de las advertencias más contundentes con relación a esta problemática la hizo el diputado Juan Julio Campos Ventura quien advirtió que a las obras del acueducto de Higüey, le han aprobado más de RD$ 3 mil 500 millones, que se traducen en un aproximado de 60 millones de dólares.

Por tanto, el legislador entiende que esta es una cantidad considerable para que ya esté plenamente culminado el trabajo de infraestructura, y los higüeyanos estén disfrutando de un óptimo servicio de agua potable. En la actualidad, Higüey tiene una producción de unos seis millones de galones de agua diarios, a través de dos campos de los pozos La Matilla y La Piñita, más la distribución diaria en camiones-cisternas en barrios como Villa Cristal, Los Prados, 21 de Enero, Mamá Tingó, Pepe Rosario, Villa Cerro, Los Platanitos y la Florida, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillados (Inapa).

Desde su construcción, iniciada aproximadamente hace 9 años, por la empresa italiana Ghella & Asociados, durante el Gobierno del ex-presidente Leonel Fernández, las autoridades prometieron al pueblo higüeyano que para el 2015 estarían garantizado “plenamente” el servicio del vital líquido. Esto no sólo en las comunidades de esta ciudad, sino de la provincia La Altagracia, beneficiando a un estimado de 193 mil personas, y que en 20 años la cifra se elevaría a unas 424 mil.

A lo largo de estos años, las mesas de trabajo y reuniones con diversos actores de la sociedad de Higüey han sido múltiples, con la intención de abordar avances y es quemas de trabajo, que permitan agilizar la obra que tanto desea la ciudadanía, y que le han prometido año tras año. Pero aún continúa la larga espera. Sin embargo, algunos altos funcionarios han reconocido importantes fallas en la construcción de esta obra hídrica, alegando modificaciones en su estructura por razones “demográficas”, debido al incremento de la población.

Este acueducto está diseñado para cumplir con los estándares sanitarios que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), asegurando la calidad del agua para consumo humano e inclusive procesaría 500 litros por segundo, y una vez tratada es impulsada con bombas a los dos tanques de regulación de diez mil metros cúbicos.

Durante la primera gestión de Gobierno del presidente Danilo Medina, fueron muchas las visitas e inspecciones efectuadas a las obras vinculadas al acueducto. Se anunciaron incluso supuestos avances en este y otros trabajos de infraestructura que requiere la ciudad en diversas áreas, para garantizar el bienestar de los habitantes.

En 2014, el primer mandatario informó que para ese entonces el acueducto de Higüey y de Bávaro contaba con un 50% de la construcción, y ordenó la fiscalización de la compañía encargada de la obra, a los fines de determinar el monto de la deuda del Estado con la misma y reanudar los trabajos para concluir su construcción.

Asimismo, durante el pasado año 2016, el Gobierno declaró este periodo como el “Cuatrienio del agua”, y por tanto se harían todos los esfuerzos necesarios para la preservación de las fuentes acuí- feras del país, a objeto de sostener un aprovechamiento adecuado y racional del vital líquido.

Investigación

Tras estos nueve largos años de espera y más promesas incumplidas, el diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por la provincia La Altagracia, Juan Julio Campos Ventura, informó que ha solicitado varias veces a la Cámara de Diputados que apodere una comisión para que investigue la situación actual del Acueducto de Higüey, obra concesionada al Consorcio Ghella Internacional. “Luego de varias paralizaciones, yo sometí un proyecto de resolución solicitando designar una comisión para investigar el por qué estaba parada la obra.

Esa resolución fue aprobada por la Cámara de Diputados, y se procedió a conformar dicha comisión, reuniéndonos con directores del Inapa, las principales autoridades y diversos sectores de la sociedad civil de la provincia, logrando la inyección de varios millones de pesos que se requerían”, explicó el legislador. Campos Ventura destacó que tras estas gestiones se continuaron los trabajos, pero al cabo de cierto tiempo volvieron a paralizarse.

“Nuevamente, desde hace seis meses solicitamos reactivar esta comisión para lograr otra investigación, y exigiendo la terminación del acueducto, como parte del ejercicio de nuestras funciones como legisladores desde el Congreso de la República”, apuntó. “Es una obra necesaria para la salud de la ciudadanía de Higüey, y que además está al pendiente de los avances del acueducto, porque hemos pedido que la gente active la contraloría social, y reclame con contundencia la terminación de estos trabajos de una buena vez”, aseguró el diputado por la provincia La Altagracia.

El presidente de la Cámara Municipal de Regidores de Higüey, Reinaldo Caraballo, indicó que el tema del acueducto ha sido de gran debate en el seno de la población, y de gran preocupación por parte de los concejales, legisladores y sociedad civil, quienes han elevado los reclamos correspondientes ante las autoridades nacionales. “Hemos tenido mucha dificultad con la compañía constructora y hubo varias reuniones, tanto de los legisladores como de la alcaldesa de Higüey, Karina Aristy, e incluso vino una comisión de Santo Domingo a realizar las respectivas inspecciones, y al final no hubo respuestas satisfactorias a la crisis que tienen ellos de no concluir”, sostuvo Caraballo.

Cuestionó que se han aprobado cantidades significativas de recursos económicos a la obra, y hasta el momento lo que han visualizado son camiones totalmente detenidos y calles deterioradas, como consecuencias de la irresponsabilidad de la empresa contratista, que en su criterio, han sido “reparadas” por el Ayuntamiento.

En la actualidad Higüey sostiene una producción de unos seis millones de galones de agua diarios, a través de dos
campos de los pozos La Matilla y La Piñita

Recientemente, en el marco de las festividades del Día de la Virgen de La Altagracia, que contó con la asistencia del presidente Medina y demás integrantes del gabinete ejecutivo, el gobernador de esta provincia, Ramón Güilamo Alfonso, dijo una vez más que para este año se prevén finalizar buena parte de las obras pendientes, entre ellas el acueducto, subrayando que el mismo se encuentra en etapa de “culminación.

Precisó que para la fecha sólo faltaban algunos detalles técnicos que debía finiquitar el Inapa, a los fines de proceder a su apertura formal y la ciudadanía contara con un acueducto en óptimas condiciones.