HOY Y EN MINUTOS / Rendir cuentas a nuestros electores…

Hamlet Melo.

Hamlet Melo / [email protected]

Todos los ciudadanos deben participar en los procesos de gobernar y administrar el Estado y de su constante exigencia de mayor transparencia en las instituciones públicas, sabemos también que nosotros los congresistas estamos llamados a rendirle cuentas al soberano, al pueblo.
El artículo 92 de la Constitución Dominicana establece que “los legisladores deberán rendir cada año un informe de su gestión ante los electores que representan”. Rendición es el proceso y el resultado de rendir. Este verbo, que tiene diferentes acepciones, puede emplearse con referencia a entregar o conceder a alguien lo que le corresponde. Cuenta, por su parte, es la acción y la consecuencia de contar (enumerar, hacer un cálculo). La rendición de cuentas nace con la democracia representativa, en especial con el sistema de pesos y contrapesos plasmado en la Constitución estadounidense de 1789, la rendición de cuentas implica delegación de autoridad del electorado a sus representantes.
Rendir cuentas es un mandato constitucional que se debe hacer, por la necesaria contribución al desmonte de una cultura de la clase política e institucional que domina en la sociedad dominicana hoy en día.
Es por esto que quienes desempeñamos una función pública y que hemos sido escogidos mediante el voto popular debemos aportar nuestro granito de arena para adecentar la política y propiciar, con acciones, una transformación en las formas de pensar de esos electores y de la ciudadanía en sentido general, respecto a que sí es posible un buen desempeño apegado a la ética, a la transparencia y demás valores creídos perdidos.
Usted, como ciudadano y ciudadana, debe preocuparse también por estar alerta ante cualquier riesgo o anomalía que perciba en un funcionario o legislador y de ahí vincularse más en los distintos grupos sociales que participan en la cotidianidad civil.
Usted tiene derecho a saber si su diputado o senador está cumpliendo con su rol, qué logros puede exhibir en beneficio de la provincia, qué hace con los recursos que le llegan a la mano y en qué fundamenta su presencia en el Congreso Nacional. De ahí que los informes de gestión sean tan importantes. Les invito a estar pendientes a quienes tienen que explicarles su accionar. Se acerca el mes de agosto, es propicio para garantizar que sea cumplido este mandato de nuestra Carta Magna.