HOY Y EN MINUTOS / La salud es un derecho de todos

Hamlet Melo.

Hamlet Melo [email protected] 

El Seguro Nacional de Salud (Senasa), surge en República Dominicana a raíz de la Ley 87-01, promulgada el 9 de mayo del 2001, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social. El artículo 159 de la referida ley establece las siguientes funciones básicas del Senasa: 1) garantizar a los afiliados servicios de calidad, oportunos y satisfactorios; 2) administrar los riesgos de salud con eficiencia, equidad y efectividad; 3) organizar una red nacional de prestadores de servicios de salud con criterios de desconcentración/descentralización; 4) contratar y pagar a los prestadores de servicios de salud en la forma y condiciones prescritas por la presente Ley, para las restantes administradoras de riesgos de salud (ARS); 5) rendir informes periódicos al Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) y a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales sobre la administración de los recursos para garantizar su uso eficiente y transparente.

Al día de hoy, esta institución estatal ya cuenta con casi cuatro millones de afiliados de instituciones del Estado y privada.

Recientemente, por disposición del presidente Danilo Medina, el Ministro de Defensa, Teniente General Rubén Paulino Sem, y el señor Chanel Rosa, director de Senasa formalizaron la incorporación al Seguro Familiar de Salud de 104,328 beneficiarios, entre militares titulares y dependientes, al sistema que les ofrece mejoría en la calidad de vida sin importar rango, salario, sexo, ni edad, para así mejorar la salud de todos los hombres y mujeres que pertenecen a los cuerpos castrenses, conjuntamente de todos sus dependientes.

El artículo 17 de la Ley 87-01 es claro en la base de cotización, dice textualmente que para los trabajadores dependientes, el salario cotizable es el que se define en el artículo 192 del Código de Trabajo. En el caso de los trabajadores por cuenta propia, la base de contribución será el salario mínimo nacional, multiplicado por un factor de acuerdo al nivel de ingreso promedio de cada segmento social de este régimen.

La salud es la base de cualquier país en vías de desarrollo como el nuestro, debemos apostar a continuar mejorando la calidad de vida de todos los dominicanos. A pesar de que el Senasa no cubre la totalidad de la población pero sí una gran parte de las clases más vulnerables de nuestra sociedad.

Yo sigo anhelando vivir en un país con instituciones donde adopten la visión de que el primer lugar siempre lo ocupen los ciudadanos, ofertando servicios de calidad y permanencia. ¡Que así sea!