HOY Y EN MINUTOS / Casas de Acogida y feminicidios

Hamlet Melo.

Hamlet Melo / [email protected]

El próximo 25 de noviembre conmemoramos los 57 años del vuelo al cielo de las tres mariposas, nuestras siempre recordadas y valoradas Hermanas Mirabal, en cuyo honor el mundo solemniza el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.
Según la Procuraduría General van 49 feminicidios a julio de este año. Partiendo de ahí, sabemos entonces por qué estamos entre los cuatro países latinoamericanos con la más alta tasa de feminicidios en la región, como lo refleja un estudio realizado por la Cepal. En 2015 cerramos con 54 damas asesinadas; en el 2016, un aumento desmedido, 78 mujeres asesinadas de manos de sus verdugos.
Y hoy quiero tomar este espacio para traer a colación un tema sobre el cual se habla poco: Ley No. 88-03, del 1 de mayo de 2003, que instituye las Casas de Acogidas o Refugios, en todo el territorio nacional para albergar mujeres, niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia intrafamiliar o doméstica.
Resulta que el presupuesto del 2015 para las Casas de Acogida fue de sólo RD$ 2,087,915. Pero, peor aún es saber que para el 2016 los recursos asignados fueron los mismos. Esto, por supuesto, no es de ayuda para la lucha en contra de la violencia intrafamiliar y doméstica.
Hoy sabemos que del 2008 hasta febrero de este año han sido acogidas un total de 2,426 personas en las Casas de Acogida (1,051 mujeres y 1,375 niños, niñas y adolescentes).
Si esa loable labor la realizan con tan escasos recursos, imaginen qué aporte tan significativo pudieran hacer si económicamente estuvieran mejor.
Es urgente que aseguremos una atinada coordinación y articulación entre las diferentes instituciones especializadas que trabajan en el diseño y ejecución de políticas públicas de prevención, vigilancia y persecución del delito, tarea a la cual deben unirse los organismos comunitarios y la sociedad en su conjunto.
La Ley 88-03 creó el Consejo de Dirección de las Casas de Acogida, a quien corresponde coordinar, implementar, aplicar y supervisar los mecanismos establecidos para que funcione de manera efectiva en todo el país.
Este Consejo de Dirección está formado por los ministerios de la Mujer, quien lo preside, Salud Pública, la Procuraduría General de la República, el Consejo Nacional de la Niñez (Conani) y dos Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).
Vamos apostar a las Casas de Acogida y educar nuestros jóvenes para disminuir estos números tan alarmante, que sin duda preocupan a toda la población.