HOY Y EN MINUTOS / ¡Al fin: al transporte se le pone orden!

Hamlet Melo.

Hamlet Melo / [email protected]

El pasado mes de febrero el Poder Ejecutivo promulgó la Ley núm. 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, la cual tiene como objetivo eficientizar el sector de la trasportación en el país. Para lograr dicho fin, la normativa pretende eliminar la dispersión regulatoria que existe entre tantas instituciones públicas.

La nueva pieza legislativa crea el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), como organismo rector nacional y sectorial, descentralizado del Estado, con personalidad jurídica y autónoma administrativa, financiera y técnica, adscrito al Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones. El organismo, bajo la nueva configuración legal, concentrará las atribuciones y funciones que ostentaban cinco entidades ligadas al transporte: la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), la Caja de Pensiones y Jubilaciones para los Choferes del Transporte Publico, el Fondo de Desarrollo del Transporte Terrestre (Fondet), la Dirección General de Tránsito Terrestre y el Consejo para la Administración y Regulación de Taxis (CART).
De forma específica, dentro de las funciones del Intrant está la de expedir licencia de conducir, diseñar y planificar el sistema integrado de transporte público, desplegar y supervisar la política regulatoria del sector, trazar las pautas de comportamiento y competencia leal dentro de los agentes del transporte, además de fiscalizar todo el espectro de la movilidad vial en sentido general.
Además, se crea el Observatorio Permanente de Seguridad Vial , como órgano permanente consultor que deberá observar, investigar, analizar y recolectar constantemente información sobre el estado de la seguridad vial en nuestro país, para presentar soluciones y propuestas a las autoridades y a la población.
La ley incorpora novedades jurídicas que durante años habían sido reclamadas por la sociedad civil y la población en general. Pasa a regular la vida útil de los vehículos, estableciendo especificaciones en cuanto al tiempo permitido para circular en las vías públicas; limita la cantidad de personas permitidas para abordar tanto automóviles como motocicletas, prohíbe el trasporte de menores de 8 años en éstas, y obliga al porte de casco protector para todos los conductores de motocicletas.
Como pueden observar, esta pieza estaría revolucionando el sistema vial de nuestro país; los invito a que la lean y puedan conocer de ella y así puedan exigir con propiedad sus derechos. El Intrant tendrá una ardua labor, vamos apostar a una sociedad cada vez más organizada.