El hospital viejo de Higüey inicia cambios para convertirse en centro materno-infantil

Romayra Morla /[email protected]

HIGÜEY. A raíz de la construcción y puesta en funcionamiento del nuevo Hospital General y Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia, el hospital viejo de este municipio comenzó a readecuarse para brindar servicios de salud materno- infantil, que abarcará el cuidado del embarazo y enfermedades propias de la mujer.

La información fue ofrecida a El Tiempo por el director de este centro de salud, Héctor Julio Rincón, quien además expresó que asistirán a los niños del área de pediatría, la cual comprende desde 0 días de nacido hasta los 15 años de edad. Asimismo, sostuvo que “el tercer piso completo será habilitado para el área de pediatría, que actualmente sólo funciona una parte.

Es decir, que tendremos más espacios que nos permitirán mejorar y fortalecer los servicios. También se creará un área de aislamiento, para aquellos pacientes que por sus condiciones de salud ameriten estar en un espacio más privado”. De igual manera, señaló que se ampliará el área de perinatología, la cual incluye el cuidado del niño desde el momento en que nace hasta unos 30 días después; los niños prematuros, cuidado intensivo para niños, y se podrán suministrar también surfactantes, lámparas de foto terapias e incubadoras.

“Habrá mayor capacidad resolutiva, ya que en la actualidad tenemos 12 incubadoras, que aumentará a 24; de 15 camas pediátricas, tendremos 30. En el área de obstetricia hay 30 camas, para brindar servicios a todas las parturientas que asisten al hospital; ahora serán duplicadas a 60 camas. Ya se hizo la solicitud de esos equipos”, indicó Rincón.

El galeno también destacó que tendrán un área para los problemas ginecológicos, y de aislamiento para casos de infecciones complejas. Habilitarán igualmente el servicio de ginecología y oncológica. Además, destacó que ya iniciaron los servicios de mastología, para aquellas mujeres que tengan problemas en las glándulas mamarias. Esta asistencia médica permite identificar cualquier masa sospechosa de un cáncer de seno, y a su vez referirla a tiempo a un centro especializado, para salvar su vida.

También, aclaró que “ya iniciamos a operar como materno-infantil, pero no en su totalidad, porque el nuevo Hospital General y Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia aún no está funcionando por completo. No obstante, en las próximas semanas o meses ya este hospital será exclusivo sólo para niños y mujeres”.

Esta medida impactará positivamente, porque los recursos que recibe este hospital serán focalizados en dos áreas puntuales, que son las embarazadas y pediatría, y como ya no tendrán que dar asistencia a esas patologías de alto costo y consumo, como son los accidentes de tránsito, las heridas de armas blancas y armas de fuego, podrán dar un mejor servicio en la salud de los niños y mujeres. “Un accidentado desde que llega a la emergencia hay que hacerle radiografía, tomografía, hemograma, urea, sangre, yeso, alta dosis de antibióticos, cirugía, muchos días en cama, y eso no nos permitía reforzar la pediatría y obstetricia.

Pero ahora los recurso que llegan serán todos para esas áreas”, explicó. Recordó que en términos económicos, este hospital recibe de forma directa un millón 200 mil pesos de subvención estatal, y por concepto de medicamentos 600 mil pesos, para un total de un millón 800 mil pesos mensuales.

Los partos Con relación a los partos, estos aumentan para los meses de octubre, noviembre y diciembre, pero como serán un hospital materno-infantil se estima que podría incrementarse considerablemente la demanda de este servicio.

El pasado año, este hospital en salud reproductiva registró 2 mil 842 nacimientos, de los cuales 24 son de menores de 15 años por parto vaginal; 420 en edades de 15 a 19; 521 en edad de 20-24 años; 370 de 25 a 29; 189 de 30 a 34; 72 de 35-39; 16 de 40-44 años, y 2 de más de 45 años. Mientras que por cesárea nacieron mil 240.

Actualmente, una cesárea tiene un gasto para el hospital de RD$ 3 mil 500 pesos, y los partos vaginales RD$ 2 mil 700 pesos, aproximadamente. Niños prematuros Al referirse a la incidencia de los partos prematuros, sostuvo que todos los días nacen niños en estas condiciones, y esto se debe a factores socios económicos, las situaciones de las adolescentes embarazadas, la desnutrición y movilidad en motores.

Cada vez que una mujer salta en un hoyo o badén, reciben traumas y eso precipita el inicio de una labor de parto. Expresó que en los casos de niños que nazcan con una condición especial y dependan de intervenciones neurológicas, tendrán que ser referidos al hospital Robert Read Cabral, en la capital, ya que ese centro cuenta con una unidad de neurocirugía infantil, neurología y genética. Sin embargo, dijo que si todo marcha bien y logran fortalecerse, en Higüey podrían incluir esa especialidad.

Infraestructura Con relación al remozamiento de la edificación que inició hace tres años, Rincón expresó que aún no ha concluido. Indicó que se paralizó cuando se produjo el cambio de ministro y se hizo una reprogramación, porque había otros hospitales que presentaban más necesidades.