HABLANDO CLARO / Ley de Partidos Políticos: La mujer en política

HABLANDO CLARO / Ley de Partidos Políticos: La mujer en política

Anderson Peña.

Anderson Peña Hernández /
andersonpenah@gmail.com

La ley establece que los partidos, agrupaciones o movimientos, son los mecanismos para acceder a los puestos de control del Estado, y por eso sustentan que la democracia en la República Dominicana tiene obligaciones, deberes y derechos, y están obligados a edificar a sus miembros en materia cívica, democrática, capacitación en manejo de la cosa pública, fomentar su doctrina, lo que es obligatorio plasmar en sus estatutos para poder ser reconocidos.
Pero vamos a definir lo que es, según la ley, un partido, una agrupación y un movimiento político: El partido político tiene alcance nacional y tiene que tener militantes inscritos mínimo el 2% del total votos válidos emitidos en las últimas elecciones presidenciales celebradas antes solicitar reconocimiento.
Las agrupación políticas, de su lado, tienen alcance provincial o en el Distrito Nacional, y tienen que tener militantes inscritos, mínimo el 2% de total votos válidos emitidos en las últimas elecciones generales celebradas en esa demarcación antes de solicitar reconocimiento.
Mientras que, los movimientos políticos tienen alcance en los municipios y tienen que tener militantes inscritos, mínimo el 2% de total votos válidos emitidos en las últimas elecciones generales celebradas en esa demarcación antes de solicitar reconocimiento. Luego, los principios, presupuesto, certificaciones, logos, nombre, etc., son comunes a todos en los reglamentos.
La Ley 33-18, machista por demás, al igual que toda la vida democrática dominicana, viola la Constitución y su principio 7 sobre la igualdad y trato igualitario. El artículo 53 expresa que las candidaturas a puestos de elección popular tienen que estar integradas de no más de 60% ni menos del 40 % de hombres o mujeres.
Aunque la ley dice, pero es razonable que puede haber hasta el 60 % de las mujeres en puestos de elección; ahora bien, dentro de los partidos y agrupaciones políticas, siendo la ley que los regula, ¿por qué no se contempló que a lo interno del partido sean presentados por género este mismo porcentaje de candidatos?, ¿qué pasó con las legisladoras que no pelearon para que la dirección de los partidos tengan una buena cuota de presencia femenina?

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews