Los billetes de 500 y 1000 rupias ya no serán aceptados en la India.
Los billetes de 500 y 1000 rupias ya no serán aceptados en la India.

El gobierno de la India cambia antiguos billetes

Fuente Externa  / [email protected]

INDIA. El primer ministro de India, Narendra Modi, anunció esta semana que los billetes de 500 y 1000 rupias, aproximadamente US$7 y US$15, ya no serán aceptados. La población tendrá hasta el 30 de diciembre para cambiar el dinero por billetes nuevos.

Y si la cifra que la persona quiera cambiar es abultada, será preciso justificar su origen. La medida es parte de una cruzada anticorrupción del gobierno para combatir la evasión fiscal y el enorme flujo de “dinero en negro”, fondos obtenidos legal o ilegalmente por los que no se pagan impuestos.

Pero el anuncio no sólo pone en aprietos a los evasores de impuestos. También afecta a millones de comerciantes, habitantes en zonas rurales y amas de casa que durante años han venido guardando en efectivo sus escasos ahorros.

Al anunciar la medida, Modi dijo que “el dinero negro y la corrupción son los principales obstáculos para la erradicación de la pobreza”. El primer ministro indio llegó al poder en 2014 prometiendo incorporar al sistema financiero billones de dólares de dinero del mercado negro, lo que representa un grave problema en India.

El Banco Mundial estimó en 2007 que la economía en negro representa al menos el 23,2% del total en el país asiático.La evasión de impuestos es otro problema endémico de allá.

La recaudación como porcentaje del PBI es apenas cerca de 16% en India, comparado con 25% en Estados Unidos y 30% en Japón. El mes pasado una amnistía para evasores de impuestos generó US$10.000 millones en ingresos para el fisco.

El gobierno espera que su medida de un duro golpe a los evasores con grandes cantidades de dinero ahora inútil. También se estima que la reducción de efectivo en circulación contribuirá a bajar la inflación y los precios de la vivienda, a estimular la construcción y a crear empleos en el sector no calificado.

Pero los pequeños comerciantes se quejan de la falta de circulante. Los billetes de 500 y 1000 rupias eran los más usados para compras menores. ¿Y qué sucede con los habitantes en las zonas rurales? Obtener los nuevos billetes no será fácil en un país en el que sólo el 27% de las aldeas tienen un banco a menos de 5 km de distancia.

Más del 86% de las transacciones en la economía india son en efectivo, según un estudio de Tufts University en 2012. Tal vez eso explique por qué muchos indios prefieren ahorrar guardando sus billetes en casa.

Mientras millones hacen filas en los bancos, algunos ya están respondiendo con sus propias estrategias a espaldas de las autoridades.

Para los evasores de impuestos, depositar el dinero y cambiarlo no es una opción. Los bancos deben reportar a cualquiera que deposite más de 250.000 rupias, unos US$3.700.