FINANZAS PERSONALES / Tips para ahorrar en este nuevo año escolar

Frank Marrero.
Frank Marrero.

Frank Marrero[email protected]

Con el comienzo del año escolar a la vuelta de la esquina, volver a clases, significa un gasto grande para la economía hogareña. A continuación te pasamos algunos importantes consejos para el ahorro en útiles escolares.

Busca en tu casa. Antes de empezar con las compras, fíjate bien en tu casa los útiles que ya tienen tus hijos, cual es estado se encuentran, si pueden ser reutilizados, una carpeta se puede volver a forrar para disimular el uso, mira la mochila (lo más caro), si los ziper están rotos, puedes arreglarlos con facilidad.

Compra usado. No es necesario que todo sea nuevo, puedes ahorrar mucho comprando libros usados (esto en el caso de que se pueda hacerlo) en los “puestos de libros” o en ferias, es común que las familias vendan los que sus hijos usaron el pasado año en clases y ya no necesitan.

Aprovecha las liquidaciones. Mientras las etiquetas de la ropa de verano se tachan y se vuelven a tachar al ritmo de las liquidaciones, los precios de los útiles escolares alcanzan su pico máximo. Por eso, compra solamente lo básico y espera a que, solos, empiecen a bajar.

Esperar demasiado para comprarlos tampoco conviene: en estos artículos, los aumentos se dan a partir de mitad de año, así que procura completar todo lo que te falte antes de las vacaciones.

Compra por Internet los útiles más caros. De acuerdo con un estudio que hizo en el 2012 MercadoLibre.com, puedes conseguir mochilas hasta con 69% de descuento. También fíjate, en zapatillas y ropa deportiva que tus hijos necesiten.

Has un presupuesto a la medida de lo que esté dispuesta a invertir en artículos escolares y limítate a él, ¡Para evitar las compras compulsivas e innecesarias!

Como siempre recomendamos, aprovecha las promociones. Esté actualizada con las ofertas que lanzan las grandes cadenas de supermercados, estúdialas y el día que salgas a comprar, ten anotado cada oferta y yendo a más de un súper.

Ve sola a hacer las compras. A veces, es indispensable llevar a los chicos, porque tienen que probarse el uniforme o insisten en elegir ellos la mochila. Pero otro día, para la compra de los insumos básicos, evita que te acompañen. Si para ti es difícil resistir la tentación, imagínate para ellos.

En la medida que puedas hacerlo tomando en cuenta la tienda que vas a comprar pide descuentos, así podrás ahorrar algo más.