Finanzas Personales / Siete consejos de economía personal (2)

Frank Marrero.

Frank Marrero / [email protected]

3. Haz un presupuesto. Aunque esto suena muy básico, muchos emprendedores no tienen un presupuesto en forma para monitorear sus ingresos y gastos mensuales. Puedes usar sistemas online como mint.com para monitorear tus finanzas personales o simplemente un documento en Excel. Sin importar cuál elijas, asegúrate de que funcione para ti y para tu estilo de vida.
4. Automatiza tus finanzas. La tecnología facilita el administrar las finanzas cada día. Establece tus finanzas de manera que la mayor parte del proceso sea automático. Puedes usar trasferencias en línea automáticas o pagar por internet cada mes tus cuentas. Esto te ayudará a que no te estreses por pagar tus cuentas a tiempo y por generar intereses o cargos extra.
5. Paga deudas. Haz un plan para pagar todas tus deudas lo antes posible. Empieza por hacer una lista de todas tus deudas (tarjetas de crédito, crédito de auto, créditos educativos, etcétera). Incluye el balance actual, el pago mínimo al mes y la tasa de interés. Después revisa tu presupuesto para determinar cuánto dinero puedes añadir a los pagos de deudas.
A partir de ahí puedes hacer investigaciones sobre estrategias para reducir deudas de manera que confirmes que las estás pagando de la manera más eficiente posible. Cuando estés trabajando en la reducción de deuda, es importante que tengas un ‘colchón’ para pagar cualquier emergencia que surgiera en el camino.
6. Construye tu propio ‘colchón’. Tener un colchón de dinero es una parte esencial de tus finanzas. Te permite usar el dinero para pagar gastos no planeados o emergencias que puedan aparecer en tu día a día, en lugar de incrementar tu deuda o invertir a largo plazo.
Como emprendedor, es conveniente que tengas un colchón de seis a 12 meses de tus gastos fijos. Un colchón te permitirá pagar cuentas personales y no preocuparte si necesitas reducir tus ingresos debido al flujo del negocio.
7. Invierte fuera de tu negocio. Aunque es muy importante que siempre inviertas en ti y en tu negocio, no debes tener “todos los huevos en la misma canasta”. La diversificación es extremadamente importante ya que disminuirá tu riesgo de inversión en el largo plazo. Trabaja con un planeador financiero para crear un portafolio de inversiones a largo plazo que incluya acciones, bonos y Cetes que se alineen con tus propias metas financieras y a tu tolerancia al riesgo