FINANZAS PERSONALES / Recomendaciones para controlar tu dinero

Frank Marrero.

Frank Marrero [email protected] 

Compartimos contigo cinco prácticas comunes que pueden servirte para administrar mejor tu dinero.

La mayoría de los dominicanos, no tenemos el hábito de controlar nuestras finanzas, nos dejamos llevar por los deseos, reforzado por las grandes campañas de mercadeo de medios de comunicación. Confundimos las tarjetas de crédito con capacidad de compras y aumento de ingresos, tomamos préstamos para cosas innecesarias por cumplir un simple deseo personal. A continuación cinco formas para controlar tus finanzas:

Monitorea tus gastos. Empieza  a llevar un control escrito de todas las compras que haga, sin importar qué tan pequeñas fueran. Ahora, esto es lo importante: porque a través de este control puede usar los números para identificar cuáles son sus  hábitos de gastos.

Crea un presupuesto. Los presupuestos te permiten usar la información del monitoreo de los gastos para hacer planes para el futuro. No tienes que complicarte mucho. Puedes usar esta sencilla fórmula de distribución efectiva: 50 por ciento para necesidades), agua, luz, alimento, educación, transporte), 20 o 10 por ciento de ahorros, 30 por ciento para deseos (Cine, Restaurantes, Ropa, Electrónicos, etc.). ¿Qué tan simple es? Si tus gastos no siguen este parámetro, debes ir al siguiente paso.

Practica el gasto consciente. Esto significa elegir activamente a dónde se va tu dinero, exactamente igual que lo haces en un negocio. Gastar demasiado en las cosas que te gustan y reducir costos en las cosas menos importantes. Esto ocurre automáticamente en los negocios, donde monitoreas cada centavo que gastas. Es menos probable que la gente gaste sin pensar si sabe que dejará un rastro en papel.

Conviértelo en ganancia. Tengo una teoría: Si pudiéramos reemplazar la palabra “ahorros” por “ganancias”, el mundo tendría a muchos más ahorradores motivados. Todo el mundo sabe que si una empresa gasta más de lo que gana, no podrá convertirlo en ganancias y pronto el negocio morirá. Lo mismo ocurre en las finanzas personales, por tanto cada centavo ahorrado debemos ponerlo a producir de alguna manera.

Conoce tu valor. Los negocios tienen una variedad de indicadores financieros que les permiten saber dónde están parados. No existe una razón para que no hagas lo mismo en casa; si usas un software para monitorear tus gastos, sólo se trata de generar una hoja de ingresos y una de ganancias y pérdidas.

Llevar un control de tus finanzas es cuestión de persistencia y de crear el hábito.