FINANZAS PERSONALES / Razones por las que no te otorgarán un crédito (1-2)

Frank Marrero.

Frank Marrero

[email protected]

Existen múltiples razones para que un banco no te otorgue un crédito, pero sin duda son estas son las principales culpables de que esto suceda.

1) Mal historial de crédito o no tener ningún historial

Lo primero que hace una institución financiera (bancos, cooperativas, asociaciones de ahorros y préstamos, financieras), ante la solicitud de un préstamo es ver tu historial de crédito, para comprobar tu comportamiento de pago a través de instituciones como Cicla (Transunion) o Data Crédito. La función principal de estas empresas es la de exponer tu historial de crédito en un informe, para de esta manera alertar a cualquier institución que desee otorgarte un crédito y mostrar si eres una persona fiable o no lo eres.

Tener mal historial o no tener ningún historial, hace que los indicadores de alertas de las instituciones financiera se enciendan y cause que no te otorguen el crédito. En más de una ocasión, la inclusión en estas listas se debe a hechos ajenos o de injusticia, caso de la adjudicación de una deuda no reconocida, la no actualización de tu historial por parte de una prestadora etc. por lo que no hay que asignar la etiqueta de moroso a la ligera, y eso muchas entidades bancarias lo saben permitiendo pequeños prestamos sin tener en cuenta únicamente este factor como condicionante.

2) Gastos por encima de tus ingresos (algo muy normal en la actualidad).

Todo ejercicio monetario requiere de mucha cabeza fría y nadie que vea involucrado su dinero en una actividad, quiere que se juegue con él sin ton ni son. Por estas razones ante un préstamo, las instituciones financieras requieren que la persona sepa manejar sus finanzas correctamente. “Los bancos toman en consideración que los préstamos se soliciten en situaciones de necesidad financiera, pero no cuando ésta es común o recurrente”.

Un historial plagado de números rojos, deudas pendientes son valores que el banco puede tomar de referencia para no considerarnos aptos a la hora de solicitar un crédito.