Finanzas Personales / Educación Financiera para nuestros hijos

Frank Marrero.

Frank Marrero / [email protected]

Algunos dominicanos damos mal ejemplo con la manera que estamos enseñando a nuestros hijos a manejar el dinero, No en vano siempre se dice que todo lo que los niños ven, lo aprenden por imitación. Y hasta en la forma en la que se administra el dinero.
“Debemos lograr que los niños entiendan que el dinero es un MEDIO, no un FIN, para hacer realidad sus objetivos y que puede guardarlo, invertirlo, gastarlo o regalarlo”.
Algunos de los errores que cometemos son estos:
• Compras por impulso. Sin importar si tiene cómo financiarlo o no, cuando usted hace una compra sin tenerlo pensado o planeado, considerar que puede comprarlo porque “simplemente lo quiere” no solo tiene efectos negativos en su cartera, sino también en sus hijos.
Incluso, no es necesario que sea una gran compra, sólo basta con que usted vea un anuncio y tenga el impulso de comprar ese producto o servicio, con eso, empezará a alimentar caprichos que después le pueden salir caros.
• “Llevemos una cosa más”. Esta frase puede ser muy común especialmente cuando se va al supermercado, otro espacio importante en el que los niños adquieren conocimientos sobre lo que es ajustarse a un presupuesto y a unas necesidades.
Cuando inconscientemente señala esta frase, envía un mensaje de que aunque no tenga algo planeado, puede considerar comprarlo. Y no es que esto esté mal del todo, lo importante es explicar al pequeño que se tiene el dinero para hacerlo y la necesidad de comprar el objeto.
Tenga en cuenta que es incentivar la impulsividad. Un niño aumenta las posibilidades, también, de empezar a desear algo más cuando ve esa actitud en sus padres así evite la tentación de añadir ese objeto de más, en el último minuto.
• Usar la tarjeta de crédito cuando no se tiene efectivo. Ya sea porque no alcanzó a retirar el efectivo o porque no cuenta con dinero para hacer la compra, calcule cuántas veces al mes puede estar usando el plástico al momento de las compras y frente a sus hijos.
• No saber decir “no”. No use la misma excusa cuando se niega a comprarle algo a su pequeño, profundice en la verdadera razón por la que no puede hacer ese gasto. Educar a nuestros hijos financieramente es deber de todo padre responsable.