FINANZAS PARA NO FINANCIEROS / Ricos, clase media y pobres

Rafael Ramírez.

RAFAEL RAMÍREZ / [email protected]

Hoy quiero hablar de algo que quizás de entrada (y al leer el título) podría incomodar algunas personas y antes que suceda, quiero aclarar que esta no es una manera de discriminar o etiquetar a las personas y que los conceptos que manejaremos en este artículo únicamente los utilizaremos para referirnos a nosotros mismos y analizarnos con respecto a diferentes grupos sociales, no por su cantidad de dinero, sino por su calidad del éxito que han logrado.
Es una realidad que la diferencia entre los ricos y la clase media o pobre no es que sean más inteligentes, o que hayan asistido a mejores escuelas, o que tengan más suerte, es sólo que piensan diferente, y de forma totalmente opuesta, esta es una de las razones más importantes que hay que entender cuando se busca la libertad financiera y la holgura económica.
Es importante que sepan que la diferencia entre una persona pobre, clase media y rica es determinada por el patrón del flujo de efectivo, no por la cantidad de dinero que ganan o gastan. Existen personas con ingresos mensuales altísimos pero con mentalidad y un flujo de efectivo de una persona pobre.
El error más grande que comete la gente de la clase media o pobre es que viven comprando cosas, cositas y activos a créditos que le generan gastos, me refiero a compras de vehículos aun teniendo uno o varios en muy buenas condiciones, cambios de los muebles de la casa sin necesidad, tienen la ultima tecnología en equipos y aparatos electrónicos etc. y es que la clase media en su gran mayoría queremos aparentar más de lo que tenemos y no saben que esas adquisiciones nos enredan mas y quedamos atrapados en la vida esclava de la clase media, víctima del consumo donde descansan los mayores ingresos del Gobierno que son los impuestos.
El dinero que gana el rico lo invierte, ni siquiera lo ahorra y si lo hace es a corto plazo porque aprovechan oportunidades de inversión en activo productivo, es decir generadores de ingresos no de gastos, a diferencia de la clase media y pobre. El rico tiene espíritu emprendedor, corre riesgo calculado, la clase media y pobre se quedan en su área de confort y no toman ningún tipo de riesgo.
En conclusión, los pobres a menudo se comportan de manera que refuerzan la pobreza, la clase media su comportamiento se orienta fuertemente al consumo llamativo, es decir, demostrar riqueza y status a través del consumo de productos como automóviles caros, joyas suntuosas y otros, el rico tiene patrones de consumo muy diferentes a los de otras clases. No compran con la intensión de impresionar a la gente. Lo que debemos saber de esto, es que ser rico, clase media o pobre es un aprendizaje, no una condición de nacimiento.