FINANZAS PARA NO FINANCIEROS / Orientación para invertir

Rafael Ramírez.

RAFAEL RAMÍREZ /
[email protected]

Antes de decidir en qué invertirá, es muy importante que tenga claro cuál es su perfil de inversionista, ya que su elección debe estar acorde a su personalidad y a su capacidad de asumir riesgos financieros.
El perfil del inversionista se refiere a las características de una persona que guía la manera en que deberá tomar sus decisiones de inversión, incluido su nivel de tolerancia al riesgo, en relación a los diversos instrumentos de inversión que existen en el mercado. En la medida que conozca qué tipo de inversionista es usted, podrá elegir de mejor forma entre las alternativas de inversión a las que puede optar o crear una mezcla de inversiones que se adapten a su perfil.
Saber cuáles son las necesidades y objetivos de inversión actuales, cuál es el horizonte de inversión, la disponibilidad con la que necesitará el dinero, el nivel de riesgo con el que se siente más cómodo, ayuda a definir el perfil del inversionista.
Los tipos de inversiones que usted puede acceder, dependiendo de su perfil y posibilidades, pueden ser en acciones, que es cuando usted invierte en una empresa, para este tipo de inversión debemos tener conocimientos financieros o tener un buen asesor, en un fondo de inversión colectiva, que es una acumulación de dinero de un grupo de inversionistas administrada profesionalmente, bonos, bienes raíces, inversiones de bajo riesgo etc.

Tanto los mercados como sus propias circunstancias personales pueden cambiar con cierta rapidez.

En muchas ocasiones vemos inversiones que realizan algunas personas y porque a estos les va bien, piensan que nosotros podemos realizar el mismo negocio y nos ira de igual o mejor de bien y eso no es así, es que eso depende de ciertas características, existen personas que son conservadoras, algunas moderadas y otras agresivas. La inversión que es adecuada para otros, puede no serlo para usted. Identifique cuáles son sus necesidades y habilidades interpersonales para luego formar su cartera de inversiones.
Al realizar cualquier tipo de inversión, no piense que se la sabe todas, es un grave error. Realizar inversiones sin antes informarse, realizar preguntas, evaluar su disposición al riesgo, objetivos y tomarnos nuestro tiempo, porque invertir es algo serio y debemos realizarlo de una manera sabia.
Una vez que haya elegido la inversión más adecuada para usted debemos vigilar; la falta de vigilancia puede acabar convirtiendo su acierto en un error. Tanto los mercados como sus propias circunstancias personales pueden cambiar con cierta rapidez, por lo que es imprescindible mantenerse atento para revisar sus decisiones siempre que sea necesario, por menos que sea la inversión considere como obligatorio el seguro, porque reduce los riesgos. ¿Cómo así? Pues bien, al contratar un seguro, básicamente estamos transfiriendo el riesgo a alguien más, en este caso a una aseguradora.