FINANZAS PARA NO FINANCIEROS / La inflación de una forma sencilla

Rafael Ramírez.

[email protected]

Siempre hemos escuchado la palabra inflación, sin embargo hay muchas personas que desconoce el significado de ésta palabra. Es de mi intentares en este artículo explicarlo de una forma sencilla que pueda entender todo el mundo.
Cuando la mayoría de las personas escuchamos ese término de “inflación”, sabemos que afecta directamente nuestro bolsillo y la economía, pero más bien deberíamos preguntarnos “¿Qué es la inflación?”
En economía, es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios que existen en el mercado durante un período de tiempo, generalmente un año. Cuando el nivel general de precios sube, cada unidad de moneda alcanza para comprar menos bienes y servicios. Es decir, que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda.
En palabra llana y sencilla como lo entienden la mayoría, la inflación se da, cuando vamos al supermercado o compramos algún producto en un colmado, y advertimos que su precio ha subido, estamos ante un acontecimiento inquietante, porque al tener que pagar más pesos por la misma mercancía, tendremos menos dinero disponible para cubrir otras necesidades. Ese evento llamado inflación, nos involucra a todos, al país, a las empresas, a las familias, a los que reciben un salario fijo, pues vemos reducida nuestra capacidad de compra, como por arte de magia.
“Es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios que existen en el mercado durante un período de tiempo”.
Los efectos de la inflación en una economía son diversos, y pueden ser tanto positivos como negativos. Los efectos negativos de la inflación incluyen la disminución del valor real de la moneda a través del tiempo, el desaliento del ahorro y de la inversión debido a la incertidumbre sobre el valor futuro del dinero, y la escasez de bienes. Los efectos positivos incluyen la posibilidad de los bancos centrales de los estados de ajustar las tasas de interés nominal con el propósito de mitigar una recesión y de fomentar la inversión en proyectos de capital no monetarios.
Las diversas opiniones que hay sobre la inflación no obedece al problema del pensamiento económico, tampoco al método de cálculo, ni las reservas que se tengan acerca del organismo oficial que realice su cuantificación; se debe más a las posiciones políticas, cuando se trata de profesionales, o al poco entendimiento de la población general.
En República Dominicana no existe una entidad privada con o sin fines de lucro que disponga de la infraestructura organizacional para calcular la inflación del país, y contradecir con altos niveles de precisión la que realiza el Banco Central; de ahí la afirmación anterior.