Experto advierte consecuencias de uso inadecuado del agua en Verón-Punta Cana

Génesis Pache / [email protected]

VERÓN. Luego de que en la Unidad de Atención Primaria de Verón se reportaran 150 casos de mujeres con infecciones vaginales o flujo vaginal, producto del agua que se utiliza en este distrito, un experto en el tema agua recomendó una serie de pasos para un uso correcto del preciado líquido, para así evitar contraer múltiples enfermedades.

José Mateo, presidente administrador de Gestiones Sanitarias y Ambientales (Gesa Lab) y responsable de la calidad del agua de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), precisa que la situación del agua en el polo turístico Verón-Punta Cana está dividida.

Esto así, porque en los hoteles tienen el problema resuelto y el agua posee los estándares de calidad adecuados, mientras que en las comunidades es donde está el problema del uso inadecuado de agua.

Explica que cuando una persona se hace cultivos en algún centro de salud, le salen algunas bacterias, como la pseudomona aeruginosa, escherichia coli, coliformes totales y fecales, shigella, legionella y vibrio cholerae.

Comenta que la más preocupante para él y los centros de salud es la pseudomona aeruginosa, porque es una bacteria patógena oportunista que se adquiere en la encía, oído, ojo, pulmones, y si no se atiende con tiempo puede causar daños irreparables.

Además, es una bacteria que resiste a muchos de los antibióticos y la presencia del cloro en condiciones normales del agua. “Hay que ponerle atención a la eliminación de esa pseudomona, que aparece en todos los puntos que se monitorean de agua no tratada en el polo”, precisa Mateo. Señala que el mal uso del agua no segura en comunidades como Friusa y Verón es lo que trae la problemática.

Esto se debe a la deficiencia o ausencia total de un sistema público de abastecimiento de agua potable. Otro factor de importancia es la falta de un sistema de saneamiento que recoja las aguas residuales que se generan en esas comunidades, algunas de ellas hacinadas como en el Hoyo de Friusa, por lo que estas aguas contaminadas van al subsuelo de donde los residentes toman el agua para consumo.

“La situación es difícil y no se avizora en un corto tiempo una solución adecuada a esa problemática, que está establecida en la Constitución de la República, que es el derecho universal al agua potable y un adecuado saneamiento”, advierte.

Mateo dice que la situación del agua es bastante preocupante y que tiene que ver con todas esas enfermedades que se han estado incrementando en la zona. Señala que el agua se contamina con las descargas de aguas residuales, bacterias y basura.