EXISTENCIA, MUNDO Y HUMANIDAD / Génesis de la corrupción

Muriel Frías Hidalgo.

[email protected]

Si eras una persona de color en el Siglo XV viviendo en alguna área pudiente de Europa… o si en los 90´s eras un afroamericano como Rodney King en libertad condicional… condiciendo un taxi por las calles de Los Ángeles. Entonces sabrías porque te discriminan y tratan con indiferencia, abuso de poder y todo cuanto envenena a quien posee la ilusión de autoridad. Habitando un país donde domina el color de piel oscuro (el negro) y que con mucha honra exhiben los dominicanos. Cuando te topas con una situación pura de racismo o algún tipo de “bullying”, te preguntas y miras a tú alrededor: ¿Cuál es el verdadero motivo? En la extensión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) con asiento en Higüey, también llamada Cure, el señor “José Zarzuela Bidó, maestro de Geografía Humana”, se recuesta de su posición y vana autoridad (“vana”, porque quien da mal uso de ella pierde autoridad moral) para impedir que sus estudiantes tomen clases si a él no le gusta su apariencia.

Pero los estudiantes de este plantel parecen tener desde hace mucho ya el rabo entre las piernas muy, pero muy recogido, miedosos a hacer vivir sus derechos. El señor “Zarzuela Bidó” acostumbra a hacer gestos burlones, irrespetuosos y propios de la cultura violenta del “bullying”.

Comentando sobre la vestimenta y apariencia de los que asisten a su clase de una manera despreciable. A mí me prohibió asistir a su clase diciéndome que si lo hago con mi forma de vestir me publicará una nota mediocre.

Hablé con el director de esta universidad y con la Federación de Estudiantes Universitarios, ambos “solo de boca”, condenan ese comportamiento autoritario, dictatorial y narcisista por parte de este maestro, pero no toman carta en el asunto. Así que yo, como un ciudadano preocupado, exijo mi derecho a ejercer mi personalidad, la que cultivo sin la necesidad de ahogar la de otros. Si prosperan personas como el señor Zarzuela Bidó, sintiéndose con el poder de exigir cosas que no están dentro de los estatus institucionales de la Universidad, los gobernantes del futuro serán seis veces más corruptos que los de hoy en día. En la casa, escuelas y universidades es desde donde se bebe poner un “stop a la corrupción”. Corrupción no solo es amontonar dinero y cosas materiales, también lo es el abuso de poder. Mi respuesta a ese comportamiento es “NO”.