Un Espontáneo / Corruptela, lavado y testaferrismo en la sociedad (1)

Cándido Mercedes /[email protected]

En la sociedad dominicana, a partir del 2005, se diseñó, estructuró, desde la más alta instancia del poder político una cleptocracia que ha venido desarrollándose sistemáticamente y sistémicamente. El colofón ha sido un estruendoso envilecimiento ético-moral. No hay un Organismo Internacional que nos evalúe que no quedemos en los primeros lugares de manera negativa.
Foro Económico Mundial, Transparencia Internacional, Llorente y Cuencas, Politat, Freedominfo.Org, Oxfam, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Programas de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, Oficina Nacional de Estadística, son solo algunas organizaciones que nos han evaluado en diferentes indicadores y variables que tienen que ver con la Transparencia, la Corrupción y la delincuencia. La expresión más alta en materia de corrupción, de opacidad, ha sido todo lo relativo a la compra de los ocho aviones Tucanos y los sobornos de la ODEBRECHT que capta a tres gobiernos diferentes (Hipólito – Leonel – Danilo).
La corrupción en dominicana ha hecho metástasis y sucede que a la luz de las investigaciones realizadas en los Estados Unidos, recibimos sobornos por 92 millones de dólares, que nos coloca en término de población y tamaño de los territorios como líder. Brasil es 20 veces la población nuestra y 175 veces el territorio de Dominicana. Argentina es cuatro veces nuestra población y 57 veces el territorio. Colombia es 4.3 veces la población y 43.96 veces del territorio. ¡Esto conlleva a decir que los funcionarios e intermediarios que recibieron los sobornos son más avariciosos, ambiciosos que el resto de los delincuentes políticos de los 11 pises calificados en la recepción de ese delito!