Espacios públicos de recreación de Higüey carecen de mantenimiento y seguridad

Julio González/ [email protected]

HIGÜEY. A muchos de los parques y plazas que se ubican en esta ciudad, les hace falta mayor atención y cuidado. En estos espacios, que sirven de recreación y esparcimiento de los ciudadanos, es muy común observar que parte de la infraestructura existente data de varios años, y ya lucen un deterioro considerable.

A eso se suma la poca vigilancia por parte de los cuerpos de seguridad para el resguardo de los usuarios, quienes acuden constantemente con sus hijos y han reportado ser víctimas de algunos hechos delictivos, sobre todo en horas nocturnas, puesto que varias de estas áreas recreativas no cuentan con alumbrado público. Además, la basura acumulada y los malos olores, dificultan la permanencia de las personas en estos espacios, por cuanto se hace insoportable el disfrute y el sano esparcimiento en familia.

José Eduardo Linares, un joven que visita usualmente el parque Los Patricios, en la avenida Hermanos Trejo, dijo que algunos días ve esta área más limpia, pero que en otros se pueden observar cúmulos de hojarasca, que esperan ser recolectados por las brigadas de limpieza del Ayuntamiento.

Indicó que a pesar de que esta es uno de los jardines más “seguros” y de mejor paisaje, procura no acudir en las horas nocturnas, dado que la zona queda totalmente a oscuras y varios de sus amigos le han comentado ser víctimas de atracos y arrebatones, cuando estos han estado sentado en los bancos, sobre todo los más cercanos en la parte cercana al play de La Fortaleza.

“He visitado otras plazas, pero en esta me gusta por la brisa y la sombra que brindan los árboles. Prefiero venir de día, porque transitan más personas por el sector y hay un poco más de presencia de policías que en las noches, donde esto parece una boca de lobo”, expresó Linarez. En la populosa comunidad de La Malena la situación no es diferente.

Allí se ubica un parquecito, que fue abierto al público no menos de dos años y ya luce opaco ante el retoque de la pintura, tanto en la plazoleta que posee en el centro como en los bancos. El señor Gerónimo Martínez, vecino del parquecito de La Malena, expresó que recientemente se desprendió una parte de la reja existente en el espacio recreativo, la cual tuvo recoger y guardarla en su hogar para hacerle algunos retoques y encontrar la posibilidad de volverla a colocar.

“Ese parquecito, para el poco tiempo que tiene, está bastante feo y no debería estar así. Le hace falta pintura, reparación de los bancos y un mayor alumbrado porque a pesar de que se ilumina de noche, la luz es muy baja y no le da el realce que debería por lo menos tener”, aseveró. Martínez agregó que en la comunidad La Malena no sólo ese parquecito permanece en el olvido, puesto que otras áreas recreativas y deportivas también están en la misma situación, al tiempo que aseguró que las autoridades tienen conocimiento de eso, porque así se lo han hecho saber.

Otras áreas

En pleno corazón de Higüey, uno de los sitios de esparcimiento más emblemáticos de la ciudad no escapa a ese descuido que se puede palpar en los espacios públicos de esta ciudad. Se trata del parque central, también conocido como 15 de agosto, inaugurado en 2011 por la actual alcaldesa, Karina Aristy.

Pese a que se observan algunos policías en la zona, en sus alrededores se establecieron vendedores, billeteros y limpiabotas, y en una de las entradas principales se pudieron visualizar fundas de basura amontonada, esperando sean recogidas por los camiones del aseo urbano. Igualmente, sus bancos, paredes de la plazoleta central y zafacones, presentan un deterioro considerable.

No reciben los retoques de la pintura y otras labores de mantenimiento que se requieren para su duración en el tiempo, y ofrecer espacios óptimos para el buen uso del tiempo libre de los ciudadanos. Además, por la cercanía con la Catedral de San Dionisio, uno de los sitios históricos y religiosos de la ciudad, el parque es frecuentado por munícipes y turistas provenientes de diferentes partes del mundo, quienes se percatan de las condiciones actuales en que se encuentra el área natural.

Pero en las zonas residenciales de Higüey, también se ubican parques que no escapan de la carencia de mantenimiento. En la urbanización Luisa Perla cuentan con un espacio recreativo, donde actualmente su único atractivo es el verdor de la grama, que la bordean fundas llenas de basura y de material vegetal como hojarascas.

Asimismo, en el sector residencial varios de los columpios están inutilizables, fuera del uso de los niños, y una cancha deportiva en iguales condiciones, completamente desolada. Algunos vecinos de la urbanización manifestaron que durante los últimos días, el servicio del aseo urbano ha presentado deficiencias, razón por la cual existe una acumulación significativa en los alrededores del espacio recreativo. Mientras tanto, en el parquecito Don Carlos se observó a personal de limpieza del Ayuntamiento de Higüey realizando labores de limpieza.

Sin embargo, la infraestructura presenta daños considerables, sobre todo en bancos y piso. En las noches, el lugar queda completamente a oscuras, lo que reúne las condiciones para que se cometan hechos delictivos a muchas de las personas que a esas horas transitan por la zona, sin la presencia de efectivos policiales que ejecuten las acciones de resguardo y patrullaje.

Planes

El Ayuntamiento de Higüey elaboró el Plan de Desarrollo 2016-2020 para esta ciudad, en el que se detalla, específicamente en el Eje 2: Sociedad con Igualdad de Derechos, subtitulo Ornato, Plazas, Parques y Espacios Públicos, que “el municipio cuenta con el Parque Central en óptimas condiciones, pero que a pesar de las remodelaciones lo afean las calles que lo rodean, las cuales están en muy mal estado, por lo que el área natural no luce su nueva belleza”.

Del mismo modo, el texto señala que el municipio de Higüey cuenta con varios parques, cuya condición es la “decadencia de equipamientos o toboganes, arborización, electrificación y mobiliario. Además, se necesita hacer plazas públicas en las diferentes secciones del municipio, y en los parques que están faltos del alumbrado eléctrico.

No existe ningún programa para mejorar la condición y dotación de equipamientos para los parques”. A finales del año pasado, cuando se discutía la elaboración del presupuesto 2017 del Ayuntamiento, se planteó la construcción de dos parques de salud por un monto de RD$ 12 millones, propuesta que fue modificada y en su lugar se aprobó la remodelación del boulevard, por una cantidad de RD$ 8 millones 150 mil, en aras de promover la actividad turística y el sano esparcimiento.

El regidor por el Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS), Ismael Tavárez, sostuvo que el crecimiento urbano que ha experimentado Higüey durante los últimos años amerita la construcción de más espacios públicos. No obstante su planteamiento, destacó que actualmente se cuenta con el parque central y parquecitos laterales, que sirven como zonas de recreación de los higüeyanos.

“Hay en mente construir otras áreas recreativas y deportivas, pero en lo particular considero que no es el momento para ello porque hay cosas más apremiantes como el tránsito, la recolección de la basura, la señalización, entre otras, que ameritan más importancia”, subrayó.

A juicio de Tavárez, el parque central reúne, sin embargo, las condiciones para desarrollar actividades recreativas, pese a la falta de algunas remodelaciones, hasta que pongan a la disposición nuevos espacios, una vez se prioricen soluciones a distintos problemas más grandes que padece la población.