Las 47 adolescentes embarazadas que han recibido están dentro de las edades de 16 a 24 años.

En nueve meses, policlínicas de Verón y Bávaro atendieron 348 adolescentes embarazadas

Génesis Pache / [email protected]

VERÓN-BÁVARO. De enero hasta septiembre de este año, las Unidades de Atención Primaria (UNAPs) de Verón y Bávaro recibieron en sus consultorios a unas 348 adolescentes embarazadas.

De esta cantidad, 301 fueron atendidas en Verón y 47 en Bávaro. Según el doctor Starkys Calvillo, director del Centro de Atención Primaria de Verón, este hospital consultó 22 adolescentes embarazadas en enero, 15 en febrero, 21 en marzo y 73 en abril.

También, atendieron unas 55 en mayo, 38 en junio, 11 en julio, 23 en agosto y 43 en septiembre. Blanca Rosa Mayan, directora médico del Centro de Atención Primaria de Bávaro, explicó que las 47 adolescentes embarazadas que han recibido están dentro de las edades de 16 a 24 años.

Las embarazadas son provenientes de sectores como el Hoyo de Friusa, Monte Verde, El Ejecutivo, entre otras localidades. Las embarazadas que son atendidas en Verón son provenientes de varios sectores como Villa Esperanza, La Cristinita, Ensanche Punta Cana, entre otros.

De las 348 adolescentes embarazadas, 301 fueron atendidas en Verón y 47 en Bávaro. En la UNAP de Verón solo en abril recibieron unas 73.

Mayan señaló que en el Centro de Atención Primaria de Bávaro, por ser un lugar pequeño, a las embarazadas se les ponen dos días para recibirlas, que son martes y jueves. Dijo que al recibir las jóvenes embarazadas les indican unas 14 analíticas y una sonografía. Luego, se les llena una tarjeta llamada “Historia Clínica Prenatal”, que tiene sus datos, antecedentes personales y familiares.

“Se les da una charla de cómo deben ir a su consulta, y el medicamento que tienen que tomar. Al final, se le pone una cita para volver a verla”, indicó. Mayan dijo que las posibles complicaciones médicas que pueden presentar las adolescentes embarazadas son que su pelvis no está preparada para la gestación, y que la sintomatología que les da el embarazo ellas no lo saben controlar debido a su edad.

Por esta razón, aconsejó a las adolescentes a que esperen la edad adecuada para salir embarazadas. Precisó también que hay grupos muy calificados que están formados para concientizar a las jóvenes sobre el tema.

Precisó que sería bueno que en las escuelas los profesores sean aliados de las adolescentes, en el sentido de que sirvan de agentes motivadores y consejeros. “Entre el hogar y el maestro debe existir una alianza para ayudar a estas adolescentes”, manifestó.